La Mesa es una estrategia conjunta entre los gobiernos departamental, nacional y municipal mediante la cual se busca el apoyo integral a las víctimas del conflicto armado interno presentó el departamento.


Durante el segundo Comité Territorial de Justicia Transicional, el gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz suscribió un convenio para el mejoramiento de la calidad de vida de la población VCA en la provincia de Rionegro, por $1.820 millones, mediante el cual se generarán oportunidades y fuentes de seguridad alimentaria con ingresos adicionales económicos. El proyecto contó con el acompañamiento con la Oficina de Víctimas departamental, la Unidad Nacional de Víctimas y de los alcaldes de La Palma, El Peñón, Paime, Villagómez, Yacopí y Topaipí.

Asimismo, el gobernador Cruz y el director de la Unidad Nacional de Restitución de Tierras, Ricardo Sabogal, suscribieron un decreto mediante el cual se conformó y reglamentó la Mesa de Restitución de Tierras en Cundinamarca y se establecieron los lineamientos para su organización y operatividad.

En este sentido, Ricardo Sabogal señaló que entre los objetivos de la mesa figuran hacer acompañamiento interinstitucional que facilite el cumplimiento de los fallos judiciales. “Dentro de los procesos de restitución de tierras en Cundinamarca, como una manera de apoyo a la justicia y elaborar informes de los adelantos que se realicen en relación al tema y asesorar a las víctimas en el ejercicio de las acciones dirigidas a obtener la restitución o formalización de sus predios”, señaló.

Igualmente la mesa promoverá la articulación interinstitucional entre las entidades competentes para que se generen las medidas de protección a las tierras que aún no se encuentren en las zonas microfocalizadas por la Unidad Administrativa Especial de Gestión de Restitución de Tierras.

Al respecto la directora de la unidad para la Atención y Reparación Integral de las Víctimas, Paula Gaviria, destacó el liderazgo del gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz, y su visión regional de paz. “Sin tener claro para dónde vamos es difícil que con los escasos recursos se pueda llegar a algún lugar. Detrás de la gobernación (de Cundinamarca) hay un plan de desarrollo con un enfoque hacia la paz y hacia las víctimas… muy importante lo que se ha logrado”, dijo.

Gaviria Betancur agregó que el mandatario departamental está logrando demostrar el impulso en los proyectos regionales encaminados en la consolidación de la paz.“Esa visión regional es la que ha logrado jalonar al gobierno nacional y a los gobiernos municipales en una causa común, como es la paz. Sin tener claro para donde vamos es difícil que con los escasos recursos se pueda llegar a algún lugar. Detrás de la gobernación hay un plan de desarrollo con un enfoque hacía la paz”, indicó.

Por su parte, la secretaria de gobierno, Adriana Ramírez Suárez, sostuvo que las entidades del orden nacional y municipal, están viendo a Cundinamarca como un territorio de paz con gobernantes interesados en todo el proceso y en posicionar como tal políticamente, jurídicamente en asistencia, en atención y en reparación todo el tema para las víctimas y para la construcción de la paz en el día día. “Quedamos todos muy satisfechos porque hay sincronía y adicionalmente hay sintonía. Las víctimas saben que estamos trabajando todas las secretarías de Cundinamarca de manera articulada. La creación de los subcomités ha generado una positiva sinergia”, aseguró.