No sólo en Sibaté, sino en los diferentes municipios del Cundinamarca y el país se han registrado pequeñas lluvias, sin embargo se continúa invitando a la comunidad al ahorro de agua.


Las lluvias presentadas en la región cundiboyacense en los últimos días han generado una leve mejoría en la situación de suministro de agua en algunas zonas, sin embargo se continúa el monitoreo en 32 municipios del Departamento, dos de ellos en situación crítica, informó el gerente de Empresas Públicas de Cundinamarca, Felix Guerrero Orjuela.

“Gracias a las lloviznas que se registraron este fin de semana, el desabastecimiento de agua no se agravó tanto como se tenía previsto, sin embargo el verano continúa, ya tenemos 32 municipios en observación, de ellos 23 en racionamiento preventivo. Los nuevos municipios que entraron en fase de racionamiento controlado son Cogua y Cota, el primero en la zona rural, mientras que Cota incluye en algunas zonas urbanas”, declaró el Funcionario

En situación crítica figuran los municipios de La Mesa y Anapoima, mientras que Vergara salió de la situación crítica gracias al plan de contingencia. “Vergara continúa en racionamiento pero ya no requiere del apoyo del Departamento, a este municipio se le asignaron recursos para la mitigación de la problemática en el sector rural, se distribuyeron cerca de 50 tanques para abastecimiento de agua principalmente en las zonas de mayor afectación, una motobomba y unas mangueras, herramientas que les ha permitido controlar la emergencia. En estos momentos, los esfuerzos se concentran en las actuaciones de los municipios de Anapoima y La Mesa”, manifestó.

Félix Guerrero reiteró su llamado a la comunidad para adoptar medidas adecuadas y austeras que permitan el verdadero ahorro del agua, llamado que se extiende a todo el Departamento incluidos los municipios que aún no registran problemas en áras de prevenir futuras situaciones de desabastecimiento.