Sin soluciones y con muchas dudas terminó la reunión celebrada esta mañana entre los representantes de la comunidad y el Director del IMRDS, quienes a pesar de socializar los pormenores del Contrato 02 de 2010, todavía no logran llegar a un acuerdo sobre la instalación de una grama sintética y la adecuación del entorno del escenario.


titos-vodka-.jpg

Los vecinos de Compartir siguen insistiendo en que el mencionado Contrato presenta irregularidades respecto a la forma como se suscribió, pues consideran que el valor del mismo es excesivo teniendo en cuenta que en él sólo se incluyó el cambio de grama natural por grama sintética, dejando atrás otros aspectos que para ellos se hubiesen podido incluir, como es el mejoramiento de los alrededores de este polideportivo.

Otra de las inconformidades manifestadas por los vecinos, tiene que ver con las medidas del campo, pues afirman que quedarían reducidas en su dimensión luego de que se terminen los trabajos, lo cual a su vez podría afectar su utilización y la posterior práctica deportiva, según ellos porque se sale de lo reglamentado en los estándares internacionales de la FIFA.

“La FIFA es muy clara en el sentido de que una cancha de fútbol debe medir máximo 120×90 metros y mínimo 90×45 metros, esta quedó de 105×54, es decir que encaja perfectamente dentro de la reglamentación internacional. Se debe decir que el uso adecuado de la cancha en la actualidad no pasa de 6 horas, dado el especial cuidado que debe haber con una cancha de grama natural, eso indica que con el nuevo gramado se podría utilizar este escenario las 24 horas del día.”, explicó Luis Alberto Castañeda, Director del IMRDS.

Cuando se le preguntó acerca de las razones por las cuales no se incluyó la remodelación del entorno del polideportivo (dado el monto por el que se suscribió el Contrato y a propósito de que este fue realizado en el 2010), Castañeda afirmó que:

“Estamos en un periodo bastante incómodo por el hecho de que termina un cuatrienio, si estuviéramos hablando en la mitad del periodo de Gobierno, fácilmente podríamos decir que nos comprometemos, pero en las circunstancias actuales es muy difícil hacerlo, aunque la comunidad sí puede comprometer a la Administración que llegue. Por tal motivo, en este Contrato fue imposible incluir la remodelación de todo el entorno, pues como lo manifestó el Ingeniero Contratista, ellos fueron contratados únicamente para esta intervención. Hay que explicar que hemos tenido bastantes tropiezos y eso hay que comprenderlo también, porque el Municipio ha estado bastante incómodo con el presupuesto”, explicó el Director del IMRDS.

Según el contrato, el costo de la grama es de aproximadamente de 600 millones de pesos sin contar las obras civiles, y el objeto sólo habla de la adecuación y construcción de la cancha de fútbol del polideportivo central de Compartir.

El proyecto que impulsa la administración municipal tiene varias fases. El arreglo del campo de fútbol está dentro de la primera etapa del estudio que realizó la Universidad Gran Colombia mediante convenio con el Instituto Municipal para la Recreación y Deporte de Soacha.

Se prevé continuar con la obra luego de avanzar en gestiones relacionadas con el aumento del presupuesto y nuevas contrataciones para la intervención de otros componentes del polideportivo.

Ventajas del campo sintético

1. Se optimiza la utilización de la cancha, ahora podrá tener un uso diurno y nocturno, es decir, pasará de 6 horas de práctica con un deterioro excesivo de la grama natural, a un uso de 24 horas con un porcentaje mínimo de deterioro.

2. Cuando hay lluvia, el césped natural se deteriora y obliga a suspender el uso de la cancha en días posteriores. Con el sintético esto no ocurre, ya que presenta una mejor evacuación de las aguas lluvias.

3. Desde el punto de vista técnico-deportivo, el césped sintético se traduce en mejores condiciones técnicas para la práctica del fútbol, de manera que hay un beneficio individual y colectivo.

4. Se genera un espacio público de 1000 metros de “verde” lo cual modifica el entorno.

5. Toda la comunidad podrá hacer uso de la cancha sin limitación alguna.

6. Bajan considerablemente los costos de mantenimiento, y el tiempo del mismo se reduce, de manera que habrá más disponibilidad del campo para los ciudadanos y deportistas. Actualmente, se pierden entre 1 y 3 meses para mantenimiento.

7. En las grandes ciudades se vienen cambiando el césped natural por sintético. Para Soacha con más de 400.000 habitantes será la primera cancha sintética, mientras ciudades como Medellín ya tienen
10. Esta va a ser la primera cancha sintética en Cundinamarca.

8. Se tuvo en cuenta la población objetivo (especialmente niños y jóvenes) en la relación costo-beneficio.

Se debe generar un nuevo proyecto para realizar la remodelación del entorno

Así lo aseguró el Personero Municipal Ariel Pinzón, quien indicó que para poder cumplir con este requerimiento de la comunidad es necesario formular un nuevo proyecto concertado de manera conjunta entre ellos y la Administración Municipal:

“Se está creando una comisión para hablar con el Señor Alcalde y proponer como discusión un nuevo contrato que signifique el mejoramiento del entorno porque eso es lo que reclama la comunidad, la construcción de un parque para el barrio aprovechando el mejoramiento de esta cancha para que exista un escenario bonito. La obra ya está avanzada en un 10 o 20% porque el contrato ya está en ejecución, lo que indica que el objetivo de dicha comisión es gestar un nuevo proyecto. El Contrato actual ya se socializó a la comunidad y se le ha dado una explicación clara a todos los vecinos”, expresó.

Sin embargo, el Personero puntualizó que seguirá vigilante y pondrá ‘una lupa’ en este contrato para garantizar el bienestar de todos, mas no para oponerse al mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes de Soacha, sólo para lograr que las cosas se hagan como debe ser.

Pero el director del IMRDS salió al paso y dijo que “así como la comunidad manifiesta sus inconformidades de esta manera, igualmente lo hubieran podido haber hecho desde el principio. Esta comisión estará conformada por máximo 4 o 5 personas de la comunidad, quienes se reunirán en el Despacho del Alcalde esta tarde o a más tardar mañana. Es de resaltar que el mantenimiento de estas canchas no genera costos altos, ni en dinero ni en mano de obra, recordando y aclarando que al año este rubro para una cancha natural es de 150 y 200 millones de pesos, mientras que para la cancha sintética sería de 2 millones de pesos”, concluyó Castañeda.