A propósito de la problemática existente con el paradero de transporte de este barrio de la comuna uno y el caos que se ha generado a partir del conflicto entre Cenaprov y el Municipio, hoy surge una nueva dificultad. Esta vez con los residentes de Llanos de Soacha, quienes se resisten a que el sitio sea reubicado en su sector.


Es de recordar que hace aproximadamente cuatro meses, los transportadores y usuarios de Ciudad Latina han tenido que lidiar con una serie de dificultades derivadas de una disputa entre la Central Nacional Provivienda (Cenaprov) y la Dirección de Transporte, debido al uso del terreno donde hasta ese momento funcionó el paradero de cada una de las empresas y rutas de transporte público que prestan el servicio en esta zona, pues mientras los primeros (según la Dirección de Transporte) exigen el pago de un arriendo mensual de 10 millones de pesos, la Administración Municipal se niega a cancelar ese monto. Lo anterior ha repercutido en una situación caótica, pues los vehículos deben hacer sus despachos, así como recoger y dejar pasajeros en cualquier lugar del barrio, obstaculizando la movilidad y propiciando los accidentes.

“En inmediaciones de Llanos de Soacha y Ciudad Latina, la Dirección de Transporte ha querido reubicar el terminal de este último barrio, pero es imposible dado que se trata de un terreno totalmente blando que actúa como el respiradero del Humedal Tierra Blanca, y tarde o temprano debe ser abierto y entubado para sacar esas aguas del Humedal hacia el Río Bogotá. En este momento esas aguas descargan en los colectores de Ciudad de Quito, pero estos no van a aguantar mucho. Por tal razón nuestra comunidad se opone rotundamente a que entre el transporte ahí, porque no se puede perjudicar a una cantidad de gente que no está de acuerdo y la verdad es que nadie en el barrio lo está porque nos van a dañar el barrio y van coger la única vía que tenemos como paradero”, explicó Matilde Fino, habitante de Llanos de Soacha.

Fino aseguró que no entiende la razón por la cual si en el lote donde funcionaba el terminal estaba dotado con todos los servicios (baños, lavaderos de carros, mecánicos, oficinas para los despachadores, restaurante y cafeterías) se pretende utilizar un sitio destapado y ‘vuelto nada’ para instalar el nuevo terminal.

“Nosotros le pedimos a Cenaprov y a Luis Lozada (socio de la entidad) que lleguen a un acuerdo para que el transporte vuelva al terminal de Ciudad Latina. Queremos que se arregle el problema y los transportadores regresen allá, por eso el llamado que hacemos es para que el Sr. Presidente de la JAC del segundo sector de Ciudad Latina, Jairo Bocanegra y el anterior Director de Transporte William Ardila, dejen atrás los intereses personales que tienen y no intervengan más, porque ellos no tienen derecho a cerrarnos el terminal de transporte, sin embargo se dedicaron a no dejar entrar los buses y crearnos este problema. Cenaprov está dispuesta a arreglar el problema pero ellos no quieren dejar. Necesitamos que se hagan a un lado y dejen trabajar, los transportadores están sufriendo mucho con los buses pagando parqueadero en un lado y en otro, además a Ciudad Latina la están volviendo pedazos y ya no hay en dónde parquear”, expresó Fino.

Vale la pena aclarar que el proceso de reubicación del terminal se encuentra actualmente detenido, sin embargo la señora Matilde Fino afirma que en varias ocasiones han acudido a la Dirección de Transporte para hablar sobre el tema. En respuesta, este despacho ha dicho que se iba a hacer el estudio del terreno para ver si era apto, pero que hasta ahora se desconoce si en efecto este se realizó.

“El estudio debe ser a un tiempo muy largo porque hay que destapar el caño, echar escombros y cilindrar, hacer baños y otras cosas más, ¿cuándo van a hacer eso? Estamos hablando de un trabajo de 4 o 5 años ¿qué hacemos con el transporte mientras tanto?”, concluyó la habitante de Llanos de Soacha.