De nuevo líderes y habitantes manifestaron su inconformismo e indignación por el aumento del impuesto predial, al que calificaron como desproporcionado y erróneo.

En la mañana del lunes, el parque principal del municipio de Soacha fue epicentro de una manifestación pacífica en la que líderes y habitantes de diferentes comunas expresaron su desacuerdo en torno al aumento del impuesto predial, al que tildaron de exagerado.

Los asistentes manifestaron que se sienten atropellados por la administración del alcalde Juan Carlos Saldarriaga, que han intentado hablar con él de todas las formas posibles, pero que no han sido escuchados; también cuestionaron el accionar de los concejales a los que calificaron de “venderse a los intereses de la administración” y de usar a la comunidad solo durante las campañas políticas.

Pese a que en días anteriores el Concejo Municipal aprobó un paquete de descuentos que va del 10% hasta el 50%, los manifestantes expresaron que la mayoría de ellos no tiene como pagar este impuesto debido a que el aumento, además de ser excesivo, se hizo en el momento menos oportuno ya que la población atraviesa una crisis económica y de desempleo como consecuencia de la pandemia.

En síntesis, los manifestantes solicitaron a la Alcaldía Municipal que se haga una revisión del proceso mediante el cual se estableció el monto del aumento del impuesto predial, y que se llegue a un alza justa y de forma escalonada. Adicionalmente rechazaron el incremento al impuesto de la telefonía y el aumento en el costo de la recolección de basuras y aseo en el municipio; reclamaron también el derecho al trabajo de los vendedores informales, quienes dicen sentirse perseguidos por funcionarios de la Secretaría de Gobierno.

“Al alcalde y a 16 concejales se les olvidó que estamos en un tiempo de crisis; el desempleo supera el 18%, la pobreza pasa el 40%, donde algunos ciudadanos no comen sino una vez al día, el 33% de las mujeres son cabeza de familia y luchan a diario por sostener a sus hijos, además muchos comerciantes perdieron sus negocios por la pandemia, el alcalde desconoce todo esto. Por eso proponemos que el aumento sea solamente el IPC, al menos mientras nos acomodamos, pero le pedimos que no sea indolente, piense en su pueblo y en su comunidad”, dijo Germán Ruiz, vicepresidente de Asojuntas comuna 6 y presidente de la JAC del barrio España.

Los asistentes fueron enfáticos en decir que sí están dispuestos a pagar, pero un impuesto justo y aterrizado a su contexto; adicionalmente advirtieron que, de no ser oídos por la administración, continuarán con las manifestaciones y aseguraron que piensan tomar las acciones legales necesarias para ser tenidos en cuenta; incluso hablaron de realizar un levantamiento social en contra de la administración municipal,  si no son escuchados.

Por Sary Tovar