Algunos instantes de sol hacen que los olores de caños, alcantarillas y cañerías se evaporen y lleguen a las casas. Evítelos de forma sencilla y con elementos de fácil consecución.


El método del fósforo. Es uno de los más conocidos, tanto por su simpleza como por su efectividad. Lo que vamos a hacer con esta técnica es utilizar un fósforo para quitar el mal olor de un ambiente. Necesitará un pequeño vaso con agua y un fósforo. Prenda el fósforo dentro del cuarto que tenga mal olor, y manténgalo prendido por 10 segundos. Luego, sumerja el fósforo dentro del vaso con agua. El olor se irá casi al instante.

Cáscara de cítrico. Si quiere sacar olores desagradables la técnica de la cáscara de naranja es muy buena y efectiva. Necesitará quitarle la cáscara de una naranja y calentarla en un poco de agua a fuego lento. Puedes hacer ésto con un limón o con limas. Deje la puerta un poco abierta y verás cómo el cítrico se encargará de eliminar el mal olor.

Canela. Con la canela podrá eliminar malos olores. Si pone un poco de canela, pimienta o flor de Jamaica y clavo en una cacerola con agua a fuego lento, el olor que surja de allí tapará cualquier mal olor que haya en la cocina.

Azúcar quemada. Ponga en un recipiente que pueda sostenerun poco de azúcar lo quémela al fuego y luego recorra la casa, por todos los rincones. El olor a caramelo tapará algunos malos olores y además desaparece rápidamente.

Alcohol etílico. Evite el uso de ambientadores, en su lugar utilice alcohol etílico que además de eliminar malos olores purifica el ambiente, eliminando algunas bacterias.

Bicarbonato. Puede poner recipientes pequeños con un poco de bicarbonato para que se absorban los malos aromas, también puede espolvorearlo por diferente zonas de la casa, luego aspirarlo o barrerlo.