“Me parece injusto que al no tener el más mínimo asomo de corrupción, se me sancione de esta manera”


Así se expresó el Contralor de Soacha Jairo Castañeda, al referirse a la sanción que le fue impuesta en primera instancia por la Procuraduría Provincial de Fusagasugá, y dar a conocer ante la Opinión Pública las conclusiones y los argumentos con los cuales apeló el fallo y espera salir absuelto de dicho proceso.

Castañeda señaló que el reconocimiento de las primas de servicios se dio por solicitud de los mismos funcionarios en el año 2008, quienes hicieron ese requerimiento como resultado de la precariedad de los salarios que eran asignados a esta Corporación. Así mismo el Contralor afirmó que el procedimiento estaba avalado por un concepto emitido por la ESAP (Escuela Superior de Administración Pública), en el que se indicó que los funcionarios ‘sí tenían derecho a tener ese reconocimiento’. Igualmente, recordó que en ese mismo año la entonces Auditora General de la República, Ana Cristina Sierra de Lombana, le entregó una sentencia proferida por el entonces Magistrado del Consejo de Estado Alejandro Ordóñez Maldonado (hoy Procurador General de la Nación), donde se equiparaba a los funcionarios territoriales con los funcionarios nacionales, dando vía libre para la concesión de las primas, al igual como se señala en otra sentencia emitida por el Magistrado Gerardo Arenas Monsalve.

periodismopublico_1-73.jpg

El Contralor agregó que anteriormente hubo una queja por la autorización que el dio para pagar las primas, la cual fue archivada en la Auditoría General de la República, lo que (según él) le dio confianza para aprobar esos pagos. En ese sentido, también se refirió a las gestiones hechas por otras contralorías del país que venían pagando las primas sin ningún tipo de inconveniente, algo que él tomó como referencia para justificar que en Soacha se hubiese actuado de la misma manera.

De otra parte, el jefe del órgano de control habló de algunas amenazas e intimidaciones de las que él y varios de sus funcionarios han sido objeto desde el año pasado, señalando que hasta ahora no se les ha brindado ‘el más mínimo apoyo a pesar de que el caso fue puesto en conocimiento de las autoridades pertinentes’, incluso el mismo día en que se conoció el fallo, uno de los trabajadores de la entidad fue apuñalado, por lo que aseguró que “estamos realmente desprotegidos”.

Escuche aquí la entrevista completa con Jairo Castañeda: