El incendio que se produjo en el norte de la capital desde el día de jueves, finalmente pudo ser sofocado durante el fin de semana. Se estima que son al menos tres hectáreas las que consumió el fuego.

En un principio, la emergencia fue atendida por dos máquinas extintoras, dos carrotanques, dos camionetas y 22 bomberos, pero al conocerse la gravedad del incendio, más unidades se sumaron para prestar el apoyo necesario a la emergencia. 
Las altas temperaturas que por estos días se han presentando en la capital tienen en alerta al Cuerpo de Bomberos de Bogotá. “Bogotá está preparada para atender este tipo de incidentes (incendios forestales) y vamos a tener alrededor de ocho estaciones de bomberos en una primera respuesta, que protegerán las 14.000 hectáreas de los cerros orientales, el cerro de suba y adicionalmente los humedales de Bogotá” fue lo que informó Pedro Manosalva, Director del cuerpo de bomberos de Bogotá.