La desfavorabilidad de la alcaldesa de Bogotá sigue en aumento, según la más reciente encuesta Polimétrica, de Cifras y Conceptos.  

La encuesta revisa aspectos de la cultura política, y en ella se reveló la favorabilidad de mandatarios nacionales y locales, entre ellos la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, quien sigue disminuyendo en cifras. Los datos fueron recolectados entre el 8 y el 16 de abril.

Dice Cifras y conceptos que la medición se realizó con el fin de “conocer la percepción de la ciudadanía frente a temas de opinión pública y de coyuntura social”. En total se tomaron 4.867 encuestas distribuidas en Bogotá (621), Medellín (423), Cali (431), Barranquilla (513), Santa Marta (500), Manizales (517), Sincelejo (425), Villavicencio (508) Tunja (405) y el departamento de Cundinamarca (524). Las preguntas se realizaron tanto de forma presencial como por llamadas telefónicas.

Una de las preguntas hechas a los encuestados es si tenían una imagen favorable o desafovorable frente al alcalde de su municipio. En este punto la encuesta arrojó que la alcaldesa de Bogotá tiene una desfavorabilidad del 39 %.  La desfavorabilidad registrada es mucho mayor a la que se evidenció en octubre del 2020, la cual era del 21 %. Esto la ubica en el sexto lugar en el ranking de favorabilidad de los alcaldes.

El puesto número uno de esa tabla lo ocupa el alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, que tiene una favorabilidad de 81 % mientras que el último lo tiene el alcalde de Sincelejo, Andrés Gómez, con un 36 %.

Así mismo, en la encuesta también se les pidió a los colombianos evaluar la gestión de 20 figuras públicas (entre el presidente, ministros, alcaldes y gobernadores) frente a la pandemia por el COVID-19 en una escala de 1 a 6, donde 1 es muy mala y 6 muy buena. La persona que recibió la mejor evaluación fue la gobernadora de Atlántico, Elsa Margarita Noriega, mientras que el último puesto lo tuvo el presidente Iván Duque.

Esta no es la primera vez que Claudia López pierde puntos en este tipo de mediciones, pues el pasado 4 de marzo se evidenció en la encuesta Invamer que la aprobación de López también bajó, al pasar del 61 % al 52 %.