Una reducción del 22 por ciento registraron los delitos de mayor impacto en Bogotá durante el primer semestre del presente año. Así se dio a conocer este jueves 5 de julio en el acto de entrega de los ‘Botones de vida para prevenir la delincuencia’, realizado por la Alcaldía Mayor de Bogotá, la Alcaldía Local de Antonio Nariño y la Policía Metropolitana.


El balance de criminalidad y operatividad de la Policía Metropolitana presentado por el Alcalde Mayor Gustavo Petro muestra, además, que al comparar el primer semestre de 2011 con el de 2012, el homicidio común se redujo en un 18 por ciento. Es decir, que el año pasado, entre enero y junio, en Bogotá fueron asesinadas 766 personas, mientras que este año, en el mismo periodo, se registraron 627 casos.

“Esto significa que cada vez somos más pacíficos y convivimos mejor, pero todavía falta mucho y por eso estamos acá hablando de nuevos métodos para aumentar la seguridad ciudadana. No obstante, Bogotá tiene que sentirse orgullosa de que está avanzando sustancialmente en la disminución del delito y eso tiene que ver en primer lugar con la eficacia de la Policía. Este es un triunfo de la ciudad”, aseguró el mandatario capitalino.

Sobre la fuente de las cifras el Alcalde Mayor recalcó que Los datos que se consolidan, “no son datos de la Alcaldía, sino de poderes públicos independientes de la Administración Distrital como el CTI, Medicina Legal y la Policía Nacional”.

Por su parte, el Secretario de Gobierno, Guillermo Asprilla Coronado frente a esta significativa reducción del homicidio común, manifestó: “La tasa hoy es de 16,1 homicidios por cada 100 mil habitantes y nosotros estamos comprometidos a bajar esa tasa a un digito. Vamos a seguir estudiando y analizando científicamente la causa de los homicidios y a mejorar la respuesta de la policía”.

En particular, para el mes de junio, el balance muestra que el año pasado fueron asesinadas en Bogotá 122 personas, en contraste, en el sexto mes de este año la cifra llegó a 98.

Al referirse a las causas de los homicidios, Asprilla Coronado, señaló que

“muchos homicidios no tienen que ver con problemas de seguridad solamente, muchos tienen que ver con temas de patología de comportamiento, por ejemplo los homicidios de mujeres dentro del hogar”, recalcó.

Otras cifras que evidencian significativas variaciones tienen que ver con las lesiones comunes. Según el informe, en el primer semestre de 2011 las autoridades registraron 4.497 casos frente a 3.483 durante 2012, para una reducción del 24 por ciento.

El hurto a personas también mostró una importante variación, mientras en junio de 2011 las autoridades reportaron 1.487 casos, en el mismo mes de 2012 el reporte fue 992 casos para un 33 por ciento menos.

En el caso del hurto de automotores la cifra se redujo en un 16 por ciento comparando el primer semestre de 2011 con el de 2012. Así, en el período enero – junio del año pasado la cifra fue de 1.392 vehículos hurtados, mientras que en el mismo período de este año, el número fue de 1.166.

El hurto a residencias presentó una reducción del 27 por ciento entre el primer semestre de 2011 y el de 2012. El año pasado, en dicho periodo, el número fue de 2.933 frente a 2.137 de este año.

Frente a estos resultados, el Comandante de la Policía Metropolitana, general Luis Eduardo Martínez aseguró: “Esto nos permite presentar indicadores muy alentadores, que nos tienen que dar mayor fortaleza y empuje y mayor compromiso para seguir caminando por el sendero de la seguridad en Bogotá.

Finalmente, el Secretario de Gobierno formuló un llamado a la ciudadanía para que persista en la construcción de espacios de convivencia y lucha por la seguridad. “No debemos someternos y resignarnos a ser una sociedad con una alta tasa de homicidios, tenemos que adquirir el compromiso total de que seamos una ciudad en la cual los homicidios son el menor número posible”.

Y puntualizó: “Ya hemos dejado de ser una ciudad violenta, ya no estamos en ese ranking de las ciudades más violentas, vamos a seguir bajando pero necesitamos que la ciudadanía asuma como un compromiso de vida la lucha por la seguridad”.