Bastante inconformes y molestos se encuentran los vecinos de este barrio de la comuna dos, por cuenta del tráfico descontrolado de volquetas, camiones, carrotanques, y otros vehículos de carga pesada que poco a poco están acabando con las pocas vías que hay en el sector.


King Boxing-Soacha

King Boxing-Soacha

El paso de los automotores es constante y debido a la frecuencia con que transitan, ya han ocasionado daños notorios en algunas de las principales calles del barrio, que de acuerdo a lo informado por los vecinos, no tienen la capacidad para soportar el peso de estos vehículos, que sirven para transportar los materiales utilizados en las obras que se desarrollan para construir los proyectos urbanísticos Tejares y Torres del Camino, ambos de la Caja de compensación familiar Colsubsidio.

“Hay camiones y carrotanques que circulan por el barrio entre 6 y 9 de la mañana, a ellos ya se les ha dicho que por acá no es conveniente que pasen, porque son carros pesados de doble troque que están en capacidad de transportar entre 15 y 20 toneladas, mientras que la malla vial está diseñada para un máximo de 10 toneladas. Estos camiones bajan por la Cll.13 para salir cerca al Danubio y llevar esa agua que surte a las construcciones que se desarrollan allí”, explicó Abel González, habitante del barrio Tequendama.

“El problema con el tránsito de vehículos pesados por acá en el barrio es algo preocupante porque como se sabe, estas vías no están hechas para esta clase de automotores pesados, pues son calles que están diseñadas para el tráfico urbano únicamente. Sin embargo, diariamente se están dañando las vías debido al continuo paso de volquetas y camiones que se dirigen al sector del Prado Las Vegas, donde se están haciendo las nuevas urbanizaciones, día a día y noche a noche se deteriora el poquito pavimento que tenemos. En varias ocasiones hemos hecho las respectivas denuncias a los entes de control, pero desafortunadamente aquí no existe una señal de tránsito o un Policía que haga operativos y se dé cuenta de lo que realmente sucede aquí en el barrio”, agregó William Fierro, presidente de la JAC del barrio Tequendama.

El problema para los vecinos de este barrio es que a pesar de las advertencias y los llamados, tanto a los conductores de vehículos de carga pesada como a las mismas autoridades, los problemas en sus vías no tendrán una pronta salida, dado que, como ellos mismos aseguran, estos automotores van a seguir transitando por sus calles, hasta tanto no se concluyan las obras en los mencionados proyectos de vivienda:

“Las calles no están diseñadas para soportar ese tipo de vehículos, porque se trata de volquetas doble troque que tienen capacidad para más de 18 toneladas. Estos vehículos están rompiendo todas las calles del barrio, además con frecuencia también se rompen los tubos del acueducto, lo cual deteriora mucho más el pavimento, porque el agua se empieza a filtrar y cuando pasan las volquetas, las calles se dañan. Se les ha dicho a los conductores de las mulas que por ese lado no hay tráfico, pero igual han hecho caso omiso, sencillamente porque uno no es autoridad para ellos”, concluyó Carlos Parra, vecino del barrio Tequendama.