Aunque la Defensoría del Pueblo indica que en diferentes sectores del municipio existe reclutamiento de menores por parte de grupos al margen de la ley, la Fiscalía General de la Nación afirma que no hay denuncias que corroboren el hecho y que en el municipio no existen bandas estructuradas ni guerrilla a quienes se les pueda responsabilizar de posibles casos.


Recientemente este medio conoció el caso de un grupo de 10 niños y adolescentes del sector de Ciudadela Sucre, quienes fueron conducidos por dos hombres hacia un camión y luego dirigidos hasta Cali, tal como lo relató uno de los menores que pudo escaparse del vehículo. También se han conocido casos de la mal llamada limpieza social y amenazas a jóvenes principalmente en los sectores de las comunas cuatro y seis del municipio de Soacha. Sin embargo, las víctimas y habitantes de los diferentes barrios prefieren mantener la situación en silencio y no denunciarla por miedo a que los criminales tomen represalias.

Frente a la situación, el Defensor del Pueblo Jorge Armando Otálora Gómez, explicó que desde 2011 se realizó Informe de Riesgo 004 de 2011 en el que se advierte el riesgo sobre violaciones a los derechos humanos (DDHH) e infracciones al derecho internacional humanitario (DIH). El día de ayer, el ente publicó una nota de seguimiento en donde afirma que el riesgo de violaciones de derechos humanos en Soacha no solo persiste para las comunidades asentadas en Altos de Cazucá y Altos de la Florida sino que incluso se ha extendido a las zonas de Compartir, La Despensa y San Mateo, por cuenta de la presencia de grupos armados ilegales.

Según el informe de la Defensoría del Pueblo, Soacha es considerado un territorio de valor estratégico para los grupos armados ilegales porque, dada su amplia red de corredores viales que comunican la Sabana de Bogotá con la región del Sumapaz, el centro y oriente del país; facilita la ejecución de actividades ilícitas, el tránsito y el ocultamiento de los integrantes de las agrupaciones armadas y el control de las zonas de entrada y salida a la capital del país.

El Defensor del Pueblo advierte que el escenario de riesgo de violaciones a los DDHH en contra de los habitantes de Soacha está determinado por las amenazas generadas por la presencia y actuación de grupos armados post desmovilización de las AUC (Águilas Negras- Bloque Capital y Rastrojos- Comandos Urbanos), así como de integrantes de posibles milicias de las FARC.

Responde la Fiscalía

La entidad afirmó que revisó la información obtenida durante el primer semestre del año y explicó que no existen denuncias formales por casos de reclutamiento de menores de edad, por lo tanto no puede corroborar que en el municipio existan bandas criminales estructuradas o presencia de grupos guerrilleros.

Sin embargo, la Fiscalía a partir de su documentación concluye que el municipio es campo de acción de pequeños grupos delincuenciales que usan panfletos alusivos a grupos armados estructurados para intimidar a la población y cometer sus distintos ilícitos.