Hoy miércoles 12 de octubre se conmemora el Día Internacional del Árbol, celebración a la que el departamento de Cundinamarca se une a través de la Unidad Administrativa Especial Bosques de Cundinamarca que ha preparado diversas actividades conmemorativas.


De un lado, en cooperación con la Concesionaria Vial de Los Andes (Coviandes), Tierra Orgánica de Colombia (TIORCOL) y el Comité de Cafeteros de Cundinamarca, se sembrarán 300 árboles en el Colegio Departamental Pio X del municipio de Chipaque, una vez se reanuden las clases tras la semana de receso estudiantil. Como parte de estos convenios, se espera que antes de finalizar el 2011, se hayan sembrado 35 mil árboles en aproximadamente 100 hectáreas y se logre el mismo número de familias beneficiadas, en las provincias de Oriente y Gualivá.

Adicionalmente, se repartirán 500 árboles nativos entre los funcionarios de las dependencias de la Sede administrativa de la Gobernación de Cundinamarca, como un aporte al desarrollo de la política y la cultura forestal sostenible del Departamento, y también, en conmemoración del Año internacional de los bosques.

Cabe destacar que el Día Internacional del Árbol se celebra con el fin de crear conciencia sobre la importancia de los recursos forestales para el desarrollo sostenible del Departamento, sus ecosistemas y su hábitat. A través de los siglos, los árboles han representado una importante fuente de desarrollo social, cultural, económico y científico, al hacer parte de todas las instancias de la vida de los seres humanos, pues proveen techo, descanso, recreación, protección, energía y oxigeno, entre otros aportes.

Suecia fue el primer país en instituir un día en el año para hacerle honor al árbol, hacia el año 1840, cuando se tomó conciencia de la importancia que tienen los recursos forestales y la necesidad de enseñarle a los niños acerca de las plantas, su cuidado y su conservación. En 1872, se institucionalizó la fecha en Estados Unidos y hace más de 100 años que se celebra en muchos lugares de manera simultánea.

Los árboles, como el resto de los seres vivos, tienen derecho a ser protegidos, a no ser dañados, a crecer y a cumplir su ciclo. En este sentido, la Gobernación de Cundinamarca invita a desarrollar eventos y acciones conmemorativas en los 116 municipios del Departamento.