El Centro Regulador de Urgencias, Emergencias y Desastres de Cundinamarca (CRUE) instaló oficialmente la Primera Mesa Departamental de Misión Médica, que tiene entre sus propósitos, dar a conocer a la comunidad cundinamarquesa la importancia de proteger y preservar al grupo humano, de medicamentos e infraestructura que conforman la Misión, de cara al posconflicto que vivirá el país.


“La importancia de este evento radica en que Cundinamarca se está convirtiendo en líder en el tema. Las infracciones a la Misión Médica las estamos viendo diariamente en el país, independientemente de que se esté acabando el conflicto armado. Estamos viendo infracciones contra el personal de la Misión Médica en las sedes de urgencias que son bastante congestionadas y se está agrediendo a los integrantes de la Misión en los hospitales. Queremos sensibilizar a todos sobre esto”, señaló Carlos María Julio, director del CRUE.

La Misión Médica nació en el año 2002, fruto de los eventos que existían en ese entonces donde eran atacadas frecuentemente las instalaciones de los hospitales y los propios médicos. Cundinamarca, consciente de la difícil situación que se vivía, creó en esa época el logosímbolo y la definición como tal de lo que es la Misión Médica.

“El departamento es pionero en los temas de protección de la Misión Médica desde hace más de 15 años. Gracias a los esfuerzos planteados inicialmente por el departamento se creó el emblema cuyo propósito es disminuir la vulnerabilidad de la Misión en situaciones de conflicto armado y mandar un mensaje a los grupos en conflicto sobre la protección especial que brinda este emblema, y que esa protección va en beneficio de las personas, de los enfermos y de las comunidades más necesitadas de Colombia”, manifestó Benjamín Moreno Rodríguez, coordinador del grupo de Riesgos y Desastres en Salud del Ministerio de la Protección Social.

Según los expertos asistentes a la Primera Mesa Departamental de la Misión Médica, son considerados como “incidentes” todos los actos que vallan en contra de los elementos que hacen parte de la Misión Médica (personal, inventario, vehículos, medicamentos, instituciones); estos incidentes son delitos imputables incluidos en el Código Penal Colombiano. Además de los incidentes, existen otras situaciones de emergencia que lesionan los intereses de la Misión Médica, como son agresiones por parte de comunidades, familiares de pacientes, robo de vehículos, que hoy son determinantes y atentan contra la prestación de los servicios que ofrece la Misión.

“Han venido aumentándose con especial énfasis los ataques a las ambulancias. Detrás de estos ataques vienen los robos de medicamentos y equipos que resultan muy costosos para la Misión Médica”, agregó Moreno Rodríguez.

A la instalación de esta Primera Mesa Departamental le siguen grandes retos encaminados a la socialización, capacitación y sensibilización de todos los actores frente al posconflicto, buscando con ello erradicar los “incidentes” que lesionan el accionar de las misiones médicas.