David Isaac, contralor delegado del sector de regalías de la Contraloría General de la República, afirmó que Cundinamarca está por encima del promedio de ejecución de estos recursos, aunque existen municipios como el de Tibacuy donde el nivel de destinación de recursos es solo del 6%.

Isaac  dijo que los departamentos del Sucre, Atlántico, Risaralda, Vaupés y San Andrés son los más críticos por estar debajo del 30% de ejecución.

“Existen entes territoriales que no tienen capacidades técnicas y administrativas para hacer una ejecución apropiada de los recursos, no hay desarrollo para la formulación de proyectos”, indicó.

El contralor expresó que de los $15.6 billones destinados al Estado, hay $9.7 billones que se encuentran en las cuentas bancarias de entidades territoriales y $5.9 billones en el tesoro nacional. “Existen 16 sectores en los cuales se pueden invertir estos recursos retenidos”, concluyó Isaac asegurando que la distribución de estos recursos se hace dependiendo del nivel de pobreza, cantidad de población y el desempleo.