Comunicaciones Telescopio de Papel es un colectivo de Soacha que nace por iniciativa  de tres estudiantes de comunicación social y periodismo de Uniminuto, ante la reflexión de analizar  cómo se ve expresada la identidad del municipio, interesados por exponer ese gran potencial cultural, ambiental y social que tiene el territorio, cuna de asentamiento de una de las comunidades indígenas más importantes del país: los Muiscas.

Estos jóvenes buscan unir sus habilidades en la edición, producción y  creación de guiones para generar proyectos audiovisuales e informar a la comunidad. La primera publicación de Telescopio Papel fue el 16 de julio de 2019 y alrededor de ello preguntaban en el proceso electoral  si los ciudadanos sabían qué funciones se desempeñan en cada cargo a elegir.  

 Comunicaciones Telescopio de Papel toma ese nombre para generar una reflexión  y concluir que  siempre hay que mirar más allá de la realidad; está enfocado a resaltar características y grupos vulnerables en el municipio de Soacha y Cundinamarca, y se enfatiza en colectividades como campesinos, indígenas, jóvenes, etc. Además de fomentar la cultura, la diversidad y apoyar procesos de movilización de los estudiantes y otros sectores que necesitan  visibilidad ante la sociedades como focos de resistencia y tradición.

Este proyecto  inicia en el mes de junio con el analisis del contenido a compartir,  ideales del medio, además de establecer las bases desde las cuales se trabajaría en el municipio. “Esta idea nace de un compañero que vive en  Bogotá y llega a estudiar a Uniminuto, desde  donde pensaba erróneamente cómo era el territorio, pues los medios de comunicación no tenían nada bueno que contar del mismo. Caminando esta ciudad  aprende a valorar su gran contenido ambiental, cultural y social; así es como realmente se aprende a vivir y amar la zona en la cual uno convive, es aquí donde nos interesamos como colectivo para cambiar más imaginarios, para que los jóvenes tengan una cosmovisión más enfocada al sentido de pertenencia. Por eso después de tres años, este compañero valora el municipio como si fuera su lugar de vivienda y comprende que Soacha no es solo la zona urbana, sino una gran extensión rural llena de comunidades campesinas, un área que merece formar parte del desarrollo sinérgico que se consigue trabajando con y para la comunidad”, expresó un integrante  del colectivo.  

Integrantes de Telescopio de papel junto a una líder de la organización de mujeres de Soacha

Carlos Dussán – conocido como Kike – e integrante del nuevo colectivo,  es un joven con grandes aspiraciones, talento y carisma; él después de salir del colegio comienza a comprender que se debe trabajar fuertemente por los procesos que construyen tejido social. Por otro lado, Angie Bermúdez Prima, egresada del colegio  Cosmos de Compartir, lleva toda su vida en Soacha al lado de su familia; desde su formación básica reconoció el potencial que tiene Soacha y en la Universidad comienza a interesarse por los procesos ambientales, por eso participa en las escuelas de urbanismo de la Corporación Ambiental Caminando El Territorio,  enterándose de la riqueza cultural y ancestral del territorio. Y por último, el otro miembro del colectivo de Comunicaciones de Telescopio de Papel es  Miguel Ángel Torres, un joven de 22 años que vive en Bogotá   pero que hace su formación académica de pregrado en el municipio de Soacha. Es allí donde comienza a tomar valor y significado  del lugar, por eso  camina el municipio para conocer los grandes procesos sociales, culturales y ambientales que se vienen  trabajando.

La organización de jóvenes resalta que en una cosmovisión saber quiénes obtienen los roles de la administración publica en Soacha, los que han sido elegidos tradicionalmente, pero no se sabe qué cargos desempeñan y como la sociedad puede hacer veeduría de ello. Es ahí donde  nace el espíritu de enseñar a la sociedad que el deber y derecho al voto se debe hacer a conciencia, para que así mismo se exija gestión a favor de quienes a diario hablan de Soacha en su discurso político.

Por: Yineth Camila Castillo