Cundinamarca firma pacto para erradicar el trabajo infantil

La ministra del Trabajo, Clara López Obregón, y el gobernador de Cundinamarca, Jorge Emilio Rey, firmaron un pacto por la prevención, desestímulo y erradicación del trabajo infantil en sus peores formas, y protección al adolescente trabajador en este departamento.


Según López Obregón, con este convenio «buscamos crear conciencia frente a la problemática del trabajo infantil desde sus diferentes manifestaciones para fortalecer los sistemas de vigilancia, control y la generación de alertas tempranas que de manera efectiva ataquen este flagelo desde la prevención y hasta la mitigación total».

Entre los principales compromisos que asumieron las partes se determinó la participación en tres mesas de trabajo con acciones inmediatas, normativas, complementarias y pactos localizados, trabajando de manera articulada en función de las competencias de los diferentes actores involucrados en esta alianza.

Entre las tareas estipuladas en el documento, se destacan las de concertar, identificar, generar estrategias de mitigación ante la problemática y hacer seguimiento continuo sobre las acciones generadas en ésta y demás instancias que hay con este objetivo.

Este acuerdo con la Gobernación de Cundinamarca es una acción más del Ministerio del Trabajo encaminada a reducir las cifras de esta problemática, las cuales según la última Gran Encuesta Integrada de Hogares (GEIH) del DANE, correspondiente al trimestre octubre – diciembre de 2015, la tasa de trabajo infantil en el país llegó a 9,1%, cuando en 2011 era del 13%. La meta para 2018 es 7,9%.

Los sectores en Colombia donde mayor hay presencia de niños trabajando son la agricultura, 36,1%; comercio, 32,1%, y la industria manufacturera, 12,7%.

En lo que respecta a Cundinamarca, datos de la Secretaría Departamental de Desarrollo Social, entidad que tendrá a cargo las secretarías técnicas de las mesas de trabajo y coordinación del Pacto, señalan 1.287 posibles casos de trabajo infantil en 52 municipios del departamento.

Entre los principales renglones económicos en los que se ha identificado la mayor participación de niños y adolescentes trabajando en Cundinamarca, están las actividades pecuarias o de ganadería, agricultura, comercio informal, construcción, servicio doméstico, producción y comercialización de panela.

Fuente: Cmi.com.co