Cundinamarca, Premio Nal a las Cocinas Tradicionales

El grupo ‘Olla destapada, mujer descarada’, de Mesitas del Colegio, fue el ganador del primer lugar del Premio Nacional a las Cocinas Tradicionales Colombianas 2016, organizado por el MinCultura con el objetivo de rescatar los saberes culinarios del país.


Con una propuesta que busca rescatar la sazón de la comida típica de los Andes Colombianos, el plato ‘Piquete campesino de tierra templada’, presentado por el grupo ‘Olla destapada, mujer descarada’, en representación de Bogotá y Mesitas del Colegio, Cundinamarca, fue escogido como ganador del primer lugar del Premio Nacional a las Cocinas Tradicionales Colombianas 2016, en la categoría de reproducción.

Así lo dio a conocer el jurado de esta convocatoria que organiza el Ministerio de Cultura, en un acto celebrado este jueves 18 de agosto en la Escuela Taller de Bogotá.

Los ganadores del primer lugar se hicieron acreedores a un estímulo de $40 millones y la oportunidad de visitar una Escuela Taller del país para enseñar y divulgar su propuesta; el segundo y tercer lugar recibieron $6 millones y $4 millones, respectivamente.

El jurado, integrado por la investigadora y arqueóloga, Cecilia Restrepo Manrique; por el escritor y cocinero, Álvaro José Molina, y la profesional en culinaria y gastronomía, Elsys María Valencia, destacaron en el Acta de premiación que la propuesta ganadora, ‘Piquete campesino de tierra templada’, es una manifestación notable de la sazón del campo colombiano, “porque representa la comida típica andina. El sabor de la preparación presentada, así como la variedad de los productos que integra son una manera de visibilizar esos alimentos seleccionados que se están dejando perder”.

Jenifer Rojas, integrante del grupo ‘Olla destapada mujer descarada’, destacó la importancia que tiene recibir este premio otorgado por el Ministerio de Cultura para salvaguardar la tradición de la cocina en su región. “A través de recetas como estas se puede generar identidad entre la comunidad de Mesitas del Colegio, algo que hace mucha falta en estos tiempos. También, es una oportunidad para reconocer a personas como Rosana Cerere, la cocinera tradicional con esta bonita labor que hace con la receta del piquete. A través de ella se pone en alto los ingredientes que surgen de nuestra región y que desde hace mucho tiempo se comen y que seguramente ahora serán retomados por las nuevas generaciones”.