El Gobernador Álvaro Cruz presidió a las once de la mañana del día de ayer la jornada, “todos a lavarnos las manos, para prevenir enfermedades”.


El gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz y su administración se unieron al sexto aniversario del Día Mundial del Lavado de Manos que busca fortalecer las acciones de Salud Pública, relacionadas con promoción, prevención y vigilancia de las enfermedades transmisibles en todo el mundo.

En ese sentido, la gobernación de Cundinamarca a través de la Secretaría de Salud y el Ministerio de Salud y Protección Social, realizaron una jornada de lavado de manos que busca sensibilizar a la población sobre la importancia que tiene el uso frecuente del agua y el jabón para salvar muchas vidas.

De acuerdo con los expertos, lavarse las manos es una de las maneras más efectivas y económicas de evitar enfermedades diarreicas e infecciones respiratorias, causantes de la mayor morbilidad y mortalidad en niños.

La gobernación de Cundinamarca invita a los alcaldes de los 116 municipios del departamento, a instituciones educativas, a empleados públicos y a las familias a vincularse de forma masiva a las once de la mañana al acto simbólico de lavarse las manos como gesto de amor hacia las familias y en especial, hacia los niños cundinamarqueses.

La administración cundinamarquesa recuerda que “Lavar las manos junto a sus hijos y explicarles la importancia de hacerlo frecuentemente, es una forma de impedir que los gérmenes provoquen una enfermedad”.