Según la alcaldesa Claudia López, el joven Daniel Alejandro Zapata, de 20 años, murió luego de resultar herido en las protestas y ser trasladado a la clínica Mandalay.

Lo raro del tema es que Daniel no estaba reportado como herido durante las protestas en la capital. Sin embargo, resultó gravemente afectado en una manifestación, motivo por el cual se trasladó a Eusalud Clínica Mandalay e ingresado a la Unidad de Cuidados Intensivos.   

Ayer lunes se conoció que el joven falleció en Bogotá luego de completar más de una semana en una UCI luchando por su vida en la clínica Eusalud de Mandalay, luego de recibir un artefacto explosivo durante las manifestaciones del Primero de Mayo en la estación Banderas de Transmilenio.

«Nosotros hemos llevado hospital por hospital un reporte de qué ciudadano entra por las protestas y tenemos 288 personas que han ingresado, pero este joven no se encontraba reportado como lesionado en medio de las manifestaciones”, dijo la alcaldesa Claudia López.

La mandataria aseguró que no se tiene conocimiento de la forma como el paciente ingresó al hospital, no se reportó al Centro Regulador de Urgencias y Emergencias (CRUE) sobre si las lesiones fueron ocasionadas durante las protestas, y el 5 de mayo se pidió una UCI no Covid para Daniel.

Lo cierto es que el joven falleció y el caso es materia de investigación porque, al parecer, hubo irregularidades en el procedimiento de atención inicial.