Al poco tiempo de haber sido limpiado, de nuevo el humedal Neuta es foco de desperdicios y desechos dentro y fuera del cuerpo de agua, arrojados  por habitantes de la zona, lo que hace que el resto de la comunidad exija respeto y cuidado por este cuerpo hídrico.

La problemática se da a raíz de la falta de conciencia de las personas con respecto al cuidado del medio ambiente, en especial de los humedales. Después de haber sido limpiado y recuperado, se observa todo tipo de basura como  cigarrillos,  llantas y escombros dentro del Neuta.

 “Es increíble ver la falta de conciencia de las personas, que sin importar las represalias que la misma naturaleza cobra con el desbordamiento de aguas e inundaciones, siguen arrojando basuras en estas zonas tan sagradas, sin interesarles que hace pocos días vinieron y limpiaron; ya otra vez cogieron esta parte de basurero”, dijo  Alejandro Camargo, habitante del sector.

Esta queja es común en los residentes, al igual que el consumo de vicio y el arrojo de desechos dentro del humedal. Jhoan  Parra, residente del sector, afirma: “Todo esto es porque hay muchas personas que se hacen allí a consumir droga y todo lo botan adentro, ahí se puede evidenciar la falta de cultura de la gente  y la poca conciencia, ya que no se tiene en cuenta todo el daño que se hace al no cuidar estos espacios”.

Algunos vecinos piden a la comunidad que entre todos  cuiden el humedal y sus alrededores, y respeten que la naturaleza merece ser cuidada, además de valorar el trabajo de las personas que vienen a limpiar la zona, para lograr  que la recuperación realizada el año anterior perdure.  

Sandra Rojas, habitante de la zona, concluyó: “Es necesario que las personas aprendan a valorar estos espacios y a cuidar lo que nos dan, ya que hace poco tiempo vinieron a limpiarlo  y  otra vez parece un basurero, todo por falta de conciencia de la misma gente”.

Redacción: Edna Vanegas – Reportería: Natalia  Soto.