Los problemas no terminan para los habitantes de este sector de Soacha, esta vez son los vecinos de Villa Sofía II los que enfrentan una seria dificultad con el taponamiento del alcantarillado del barrio, que a su vez ha hecho que las viviendas del lugar sean invadidas con aguas negras y fétidos olores.


ñ

Los problemas comenzaron desde hace aproximadamente 15 días después de que se solucionara un problema igual en Compartir, pues al parecer uno de los tubos principales está tapado y con ello está generando este perjuicio para decenas de familias que ya empiezan a sufrir afectaciones a la salud y obstáculos para la realización de sus actividades diarias.

“Tengo una niña de cinco añitos y me toca tenerla en las casas de los vecinos porque acá con los problemas de las aguas negras en la cocina, el baño y el lavamanos, la situación es muy complicada. Prácticamente no se puede hacer porque el agua se rebosa, a nosotros nos toca ir al vecindario a pedir el baño prestado, y lo peor es que en la EAAB se limitan a decirnos que no nos pueden atender por el momento”, explicó María Yazmín Ospina, habitante de Villa Sofía.

Respecto a lo afirmado por la Sra. Ospina, vale la pena decir que el alcantarillado del barrio es responsabilidad de la EAAB, dado que en Villa Sofía se paga este servicio en la factura del agua, sin embargo, a pesar de que ya son varios los días que lleva la emergencia, la compañía no ha atendido los llamados de la comunidad.

“La niña pequeña es la que tiene un brote en los brazos, que a mi parecer fue causado por la contaminación que viene de esas aguas negras. Ella está con gripa y con tos, pero además de eso en algunas ocasiones nos ha tocado ir a dormir a donde familiares, porque sencillamente el olor no nos deja tranquilos, no se lo aguanta nadie”, agregó maría Yazmín.

“Las ventas han bajado mucho porque la gente ha dejado de venir por culpa del olor de esas aguas negras. Ellos piensan que es desaseo en el local pero eso no es así, sólo que con el taponamiento de las alcantarillas el ambiente se pone bastante denso. Nosotros mismos hemos empezado a tener problemas de salud, mi hijo por ejemplo tiene una alergia en el ojo, lleva varios días así y no se ha podido curar. Es tan complicado el problema que nos ha tocado sacar el agua de las cajas con canecas y botarla en la calle para que no amanezcan inundados los patios”, expresó Freddy Torres, propietario de un restaurante del sector.

“Hemos llamado reiteradamente a la EAAB y la respuesta que nos dan siempre es la misma: nos dan un número de registro de llamada, nos piden el número de cuenta y otras cosas, pero no nos han resuelto nada. Ya podemos decir que tenemos una emergencia de Salud Pública por el problema de alcantarillado que tenemos, los patios de las casas están siendo invadidos por las aguas negras, allí no se puede convivir porque los olores son muy fétidos. Necesitamos colaboración, es urgente la presencia de la EAAB”, concluyó Blanca Ramírez, vecina de Villa Sofía.

A la inquietud de los habitantes de Villa Sofía se suma la aparición de zancudos y otras plagas que son las causantes de las afectaciones a la salud que sufren estas personas. Por ahora los vecinos siguen a la expectativa de saber cuándo va a ir la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá a solucionar su problema.