En Quintanares son años soportando la misma situación, Ni la Empresa de Acueducto, ni la CAR, ni el Municipio solucionan, mientras que en Sabana Ciprés se arregló la vía de entrada, pero se sigue inundando.

Bastó un aguacero para que las calles de Quintanares y Nuevo Colón quedaran convertidas en ríos, una problemática que se ha denunciado en repetidas ocasiones y que nadie le ha puesto cuidado.

“Siempre nos hemos inundado, pero el problema se incrementó desde que hace alrededor de 8 años la Empresa de Acueducto hizo unas obras en el sector. Nos dicen que es por la falta de los desarenadores en la parte de arriba que debe hacer la CAR, el Acueducto y el Municipio, siempre hablan del tema, pero no hacen nada y nosotros como comunidad siempre sufrimos las consecuencias”, dijo un residente de Quintanares.

Entre tanto, los residentes de Sabana Ciprés, en la comuna seis, denunciaron que la vía de entrada volvió a quedar como una laguna, a pesar del reciente arreglo realizado por la Alcaldía Municipal.

Ayer domingo llovió en Soacha, pero no fue un aguacero torrencial. Sin embargo, fue suficiente para inundar varias calles en diferentes sectores y evidenciar la grave problemática que tiene la ciudad en su sistema de alcantarillado.