Los viajeros que le madrugaron a los días santos tuvieron que soportar un gigantesco trancón en la vía Bogotá-Girardot. Algunos se gastaron seis y siete horas en la travesía.  

Muchos salieron anoche y se encontraron con una enorme congestión, especialmente después del peaje de Chinauta, en la vía Bogotá-Girardot.

Lo que aseguran algunos viajeros es que después del peaje de Chinauta se encontraron con un contraflujo, lo que ocasionó el interminable trancón.

“A mí me tocó apagar el carro y esperar más de una hora porque no se movía, es una situación desesperante que no solucionan. Uno no entiende por qué en una doble calzada pasa esto y por qué se acuerdan de hacer obras en una temporada como Semana Santa”, relató un viajero.

Muchos viajeros quedaron estancados en las primeras horas de la madrugada de este miércoles, especialmente en el sector de la Nariz del Diablo, como consecuencia del cierre que hizo la concesión Vía 40 Express por obras que realiza en la zona.

Las autoridades indicaron que el contraflujo se presentó por el cierre total del Túnel Sumapaz por mantenimiento vial.

Lo que los viajeros rechazan es que se realicen obras justo en Semana Santa, cuando es una época de alta movilidad de vehículos.

La concesión Vía 40 Express, manifestó lo siguiente: «Se mantiene el represamiento en el recorrido Bogotá Girardot, desde Chinauta por obras de mantenimiento y sectores con desprendimiento de material debido a las fuertes lluvias, ruta alterna Bogotá Mosquera – Anapoima – Girardot; el retraso por ese sector es de más de 2 horas aproximadamente.