Por más de diez horas tuvieron que esperar las nuevas beneficiarias del programa Nutrir para poder recibir su primera ración de complementos alimenticios. La coordinadora del programa argumenta desorden de la misma gente e inasistencia a las jornadas de entrega que se realizan en las comunas del municipio.


Desde tempranas horas de la mañana de este jueves, varias madres gestantes, lactantes y con hijos pequeños acudieron al Teatro Sua con la expectativa de poder empezar a recibir por primera vez el complemento alimenticio que la Secretaría de Desarrollo Social brinda a través de su programa Nutrir. Sin embargo, la sorpresa fue grande para muchas de ellas, quienes tuvieron que esperar que las beneficiarias que llevan más tiempo en el programa, recibieran el suplemento alimenticio correspondiente al mes de julio.

“Nos tuvieron un rato bastante largo, luego decidieron entregarle solo a los que tenían carné y así todo está revuelto. Una fila para unos y otra para otros porque por ejemplo yo estoy desde las siete de la mañana y son las 5:00 p.m., y todo lo que nos dicen es que tengamos paciencia porque solo hay un computador para afiliaciones y para la entrega de los alimentos”, manifestó de manera exasperada Sonia Perdomo, una de las beneficiarias que acudió por primer vez a la entrega.

“Mucha demora porque deberían poner más personas a atender, agilizar porque llevamos mucho tiempo aquí y no nos dijeron que nos íbamos a demorar tanto, el servicio es malo porque están inscribiendo y haciendo entregas al mismo tiempo, entonces no pensamos que nos íbamos a demorar tanto porque mi hija siempre viene y al medio día ya está en la casa”, señaló Claudia, otras de las madres inconformes.

Pero además muchas personas denuncian maltrato y atropellos por parte de la coordinadora y de los funcionarios del programa de seguridad alimentaria del municipio. Aunque las jóvenes madres no quisieron dar su testimonio, sí manifestaron que han sido ultrajadas y tratadas con palabras soeces.

Por su parte, Adriana Zorro, Coordinadora del programa de seguridad alimentaria de la Secretaría de Desarrollo Social, aseguró que la demora obedece al gran número de madres que acudieron a última hora para realizar el proceso de inscripción, el cual lleva casi quince minutos para cada una, mientras se toma nota del registro y se realiza un procedimiento que conlleva una gran cantidad de firmas junto a la verificación de datos. Para esta ocasión se repartieron 350 fichas hasta las nueve de la mañana.

“Las entregas se vienen haciendo de manera masiva desde la semana pasada y se convoca a las madres a las 8 de la mañana. La queja de la gente es la demora en el proceso, sin embargo yo reitero que en todo el municipio se han hecho jornadas de inscripción previa para que el proceso sea más ágil, el tema en este momento es que mucha gente ha dejado las inscripciones para el mes de julio, que es cuando se acaban. Ya después se van a hacer solo entregas mes a mes”, explicó la coordinadora.

De igual manera dijo que se están realizando entregas e inscribiendo personas al mismo tiempo porque la dinámica del programa así lo exige, por más que se desee realizar cada proceso por aparte, ya que muchas personas no han asistido a las convocatorias para hacer el tamizaje o diagnóstico nutricional de los niños y de las madres gestantes y lactantes, de tal manera que las raciones alimenticias se cumulan y llegan más mujeres a inscribirse en el programa.

“La recomendación es que eviten venir con niños, tenemos conciencia de que muchas veces la mamá no puede venir sola porque no tiene quien le cuide los niños pero lo ideal es que las mujeres en un estado de embarazo adelantado de 36 a 38 semanas ojalá manden a alguien porque es un proceso largo, también tener en cuenta que esto es un programa de recuperación nutricional en el que solo atendemos personas con riesgo de desnutrición y eso es algo que también nos retrasa las entregas porque llegan mamás a reclamar que por qué no les inscriben los niños”, replicó Zorro.

Por otra parte, señaló que han sido dispuestos más de veinte funcionarios de la Secretaría de Desarrollo Social para controlar la gran afluencia de beneficiarios y guiarlos en el proceso. De igual manera enfatizó en que las entregas no solamente se dan en el Teatro Sua, sino que también se desplazan hasta las diferentes comunas de Soacha para facilitar el acceso al programa y evitar un desplazamiento hasta el centro del municipio. Sin embargo, dijo la funcionaria, que las mujeres no asisten a estas jornadas sino que esperan hasta el día de la entrega en el teatro, dificultando el proceso de gran manera.

“La primera semana del mes siempre está publicada la programación de entregas en la puerta de la Secretaría de Desarrollo Social, en la puerta de la alcaldía y del teatro Sua, allí dice el lugar , la hora y la idea es que la gente acuda a la comuna donde pertenece y aproveche esos espacios en donde nosotros vamos a llevar las raciones, no tienen que pagar pasaje ni aguantarse esta afluencia tan masiva de gente y podemos hacer el proceso mucho más fácil”, concluyó la funcionaria, recordando que las inscripciones van hasta este mes de Julio y de ahí en adelante se harán únicamente las entregas de los suplementos alimenticios, completando un total de 3.000 beneficiarias en todo el municipio.