En el barrio La Despensa de la comuna tres del municipio de Soacha, se está implementando la remodelación del olvidado centro de salud ubicado en la carera 11 #11-76, el cual tiene una antigüedad de más de 20 años en la zona. El objetivo de la restauración es potenciar el cuidado de la salud de los residentes del sector, pues según los indicadores de la Alcaldía en el sector vive el 14,54 % de la población del municipio.

Es un centro de salud que administrativamente depende de la gerencia del Hospital Mario Gaitán Yanguas. Para el proyecto se utilizará aproximadamente 250 millones de pesos, inversión que realizó el departamento de Cundinamarca a través del mismo Hospital

Dentro de la rehabilitación del centro de salud de la Despensa se tienen contemplado reajustes en las áreas internas más funcionales, para ello se diseñarán consultorios médicos, de rehabilitación y terapia, odontología, nutrición y zonas administrativas como facturación y atención al cliente. Con estas adecuaciones se pretende implementar un servicio de salud adecuado a las necesidades y demanda de los afiliados a esa IPS.

“Se le dará un embellecimiento general ya que esa es una estructura vieja que tenía un corte como de escuela rural antigua, entonces se hará un diseño que sea más agradable a la vista y más funcional por dentro, los recursos fueron conseguidos por el diputado Julián Sánchez, a través del departamento de Cundinamarca”, dijo Efraín Fernández, gerente del Hospital Mario Gaitán Yanguas.

La comunidad manifiesta que es un plan benéfico para el servicio de salud , puesto que en algún momento se veía el establecimiento solo y abandonado. “En esta administración el centro de salud no ha estado cerrado, han habido cierres temporales por mantenimiento y remodelación, pero no ha existido un cierre definitivo; en este momento se están enviando los pacientes al puesto de salud de Santillana y al hospital Mario Gaitán Yanguas sede central. La idea de esta administración es darle unas relaciones adecuadas a todas las sedes del hospital para que la gente tenga una atención digna y de alta calidad”, añadió Fernández.

Como  es de conocimiento de la comunidad,  el centro de salud estaba revestido por grafitis que se pintaron en el 2017 por los grafiteros de la organización Bogotá Grafitti; fue un proceso  en el que se le otorgó  el permiso a la comunidad. De acuerdo al nuevo diseño, desde la gerencia del hospital se está pensando en la posibilidad de dejar un espacio para que artistas y grafiteros de la comuna puedan hacer intervención artística de los muros, todo depende de lo que conste el diseño definitivo.

Se espera que la obra se concluya en el mes de agosto, además del equipamento del lugar el cual saldrá de un contrato que tuvo el plan de adecuación del centro de salud de Ciudad Latina y la parte de urgencias del hospital Mario Gaitán Yanguas.