Delincuentes envenenan perros que cuidaban el Humedal Neuta

En Quintas de la Laguna, la problemática de inseguridad que rodea al Humedal Neuta tiene preocupados tanto a trabajadores como residentes que se encargan de garantizar el progreso de la recuperación y cuidado del mismo. En los últimos días, cinco perros encargados de la vigilancia de la fuente hídrica fueron envenenados por manos malintencionadas.


Para los residentes de Quintas de la Laguna, principalmente quienes tienen sus viviendas cerca al humedal Neuta, el afluente es referencia de inseguridad y vandalismo, ya que según describen, el sitio no ha dejado de ser frecuentado por los delincuentes, a quienes también suman la responsabilidad de los recurrentes incendios que afectan el humedal.

“Todos los días nos damos cuenta de por lo menos dos atracos tanto dentro del humedal como a sus alrededores. El camino que lo rodea y que se encuentra ubicado a un costado de la vía Indumil es el sitio preferido de ellos para sorprender a los transeúntes y hacer de las suyas, puesto que el sendero no cuenta con iluminación alguna, pero sigue siendo necesario para el paso de las personas”, expresó, José un habitante del barrio.

Los afectados aseguran que el trato con los delincuentes se ha tornado imposible, pues al ingresar en la laguna a consumir sustancias psicoactivas, en varias ocasiones genera afectaciones como incendios que perjudican el ecosistema de la fuente hídrica, la cual durante esta época es más vulnerable al trato humano debido a las intensas olas de calor relacionadas con el fenómeno del niño.

“La falta de respeto, tanto con el humedal, como con las personas que vivimos cerca de él ha llegado a su límite, porque, incluso sostienen relaciones sexuales dentro de la laguna y el escándalo que hacen llega hasta nuestro hogares, una vez que les pedimos prudencia, proceden a insultarnos y recurren a amenazas contra nuestra integridad”, destacó un vecino del sector.

El acto que tiene más indignados a todos los residentes y trabajadores relacionados con el Neuta, es el envenenamiento de cinco perros que se encargaban de garantizar la seguridad del perímetro que rodea la laguna. Según describe la comunidad los animalitos fueron amenazados previamente por un individuo consumidor que pretendía entrar al sitio, lo que no logró gracias al trabajo de los canes.

“El atraso de las obras para la construcción de un encerramiento y la falta de personal de seguridad en el humedal han contribuido en gran medida al aumento de la inseguridad dentro del mismo, y ahora los afectados resultaron siendo quienes menos tenían que ver, los animalitos. Lo que sucede es que los desalmados ingresan al humedal por los sectores en los que aún no se ha completado el cercamiento que se supone debía estar listo para el pasado septiembre y que hasta el momento no va en un 60% de edificación; entonces los perros se encargaban de ahuyentarlos, posiblemente dentro de esa labor, la persona involucrada se vio agredida y por eso sentenciaron a todos los animales”, resaltó, Javier Meneses, presidente de la Junta de Acción Comunal de Quintas de la Laguna.

Los residentes aseguran que la situación es incluso peligrosa para la persona responsable de cuidar el humedal, ya que la seguridad de todo el espacio está a cargo de un único individuo por turno, hecho que también se presenta durante las noches, donde la mayor parte de la actividad recaía sobre los perros envenenados.

Para concluir, tanto representantes de la Junta de Acción Comunal, como personas de la comunidad aseguran que el recurso que aparentemente es invertido sobre el humedal por parte de las entidades que dicen ser garantes de su cuidado, también podría utilizarse en aumentar el pie de fuerza y las herramientas con las que cuentan los guardias para responder a las necesidades de seguridad que rodean la laguna en pro de disminuir la situación que no deja descansar con tranquilidad a los afectados.

cargando...