Vecinos de la urbanización El Trébol denuncian que con la inauguración del Surtimayorista de la Avenida Terreros, se han visto afectados por el estacionamiento de vehículos de carga pesada en un área adoquinada que podría hundirse.

Según la comunidad, la urbanización El Trébol fue cimentada sobre una laguna que pertenecía a la Hacienda Terreros, por esta razón el uso del suelo solo puede ser para viviendas y el aumento de carga en esta área adoquinada causaría el hundimiento de la tierra y originaría grietas en las viviendas.

“Hace 20 días se hizo la inauguración de Surtimayorista de la Avenida Terreros y en vez de darnos una solución a las problemáticas que ya tenemos en el barrio con el tema de inseguridad, nos trae otro contratiempo ya que la zona de carga y descarga de esta empresa es interna en el barrio. Nosotros nos quejamos realmente porque esta es una vía en la que no se pueden traer cargas de más de 10 toneladas, puesto que este terreno ha sido fangoso porque pertenecía a Potrero Grande, una laguna, es decir que tenemos relleno con arena”, comentó Alberto Moya, residente del sector.

La comunidad indica que este establecimiento comercial no cumple con los horarios que ha establecido para el descargue de productos; en los carteles de información se observa que estarán en la zona desde las 6 de la mañana hasta las 3 de la tarde, pero según los afectados a partir de las 4 de mañana y hasta las 8 de la noche hay vehículos de carga pesada en el sector.

Además de lo mencionado, se denuncia que hay vehículos que, en su entrada al barrio, se pasan por encima de los andenes y se enredan con los cables de energía, y que se teme que en algún momento atropellen una vivienda o una persona. “A parte de ser una problemática de movilidad, se suma el ruido y la polución que generan, y también es peligroso que atropellen un niño ya que frente a ellos queda un jardín”, añadió Jaime Camacho, residente de la urbanización El Trébol, de la comuna 3 de Soacha.

Estos cables pertenecen al Supermercado y están sujetos a dos palos de madera en una zona de alta tensión

La comunidad indica que hubo un cambio de uso del suelo que no fue informado. “Hace 23 años cuando llegamos al barrio nos indicaron que esta zona era totalmente residencial, frente a nuestra urbanización en donde está en este momento el Surtimayorista de la Avenida Terreros y la bomba Terpel quedarían apartamentos. Por estas dos instalaciones estamos haciendo la queja, ya que hay cables de alta tensión que no cuentan con un mantenimiento acorde, porque están colgados con palos. Puede causarse un incendio por la falta de compromiso de estas dos empresas que llegaron al sector”, recordó Efrén Sosa, vecino del barrio.

Los habitantes del sector indican que la solución para esta problemática es que se organicen los horarios de descargue de productos, que pueden ser como lo maneja Ara, que a pocas cuadras realiza el trabajo en horarios de madrugada, por la avenida Terreros.

Lo cierto es que los afectados han intentado hablar con el gerente de este supermercado, pero han existido evasivas, además de pleitos entre conductores y residentes. Por lo anterior, se exige la visita inmediata de la administración municipal y sus diferentes secretarías: Movilidad, Planeación, Salud y la Dirección de Servicios Públicos para controlar la problemática que se registra en la zona.

Por: Yineth Castillo