Las denuncias esta vez son contra los uniformados de la estación de Policía del Chicó, en la comuna seis de Soacha. Hay videos y fotografías de las agresiones.

El primer caso le ocurrió  a un joven que reside en el barrio Ubaté segundo sector de la comuna seis de Soacha cuando  el sábado sobre las 3:00 p.m. salió a la droguería a comprar un medicamento.

“Veo una patrulla y  me devuelvo para mi casa, pero se  baja un policía (subteniente  Jonathan Rodríguez Guevara) apuntándome con una pistola como si yo fuera un delincuente. No me pide en ningún momento papeles ni requisa, ni me preguntó por qué estaba en la calle, sólo se bajó gritando y apuntándome. Se baja el otro y entre los dos me agarran, hubo forcejeo, yo les preguntaba que por qué la detención y les dije la razón por la que estaba por fuera, ellos no escucharon y me agarraron fuerte del cuello. Llamaron a cuatro policías más, los cuales llegaron muy rápido, contrario a lo que pasa cuando uno los necesita”, explicó el joven, a quien le reservamos el nombre.  

Y prosigue… “Me subieron a la patrulla  y mientras estuve allí  el patrullero Guillermo Chacón me amenazó y me dijo que cuando llegáramos al CAI ahí sí iba saber quiénes eran los policías; llegamos, me bajó  arrastrado, me entró  al CAI arrastrado porque no me dejó  ni parar, en ese trayecto me golpeó la cabeza contra una pared, ya  en el CAI me dirigen hacia el parqueadero donde esos dos señores me golpearon mientras estaba esposado, me insultaban, agresiones verbales y físicas, puños, patadas en la cara y en todo el cuerpo,  luego me desnudaron, me hicieron hacer cuclillas, me quitaron 30 mil pesos, luego me hicieron vestir y entrar descalzo a la celda. Posteriormente  un auxiliar me pasó los zapatos y ya. Durante todo el día me insultaron, se burlaron  de mí,  hasta que como a las 10:30 p.m. me dijeron que me llevaban a la UPJ, pero al final no lo hicieron, y me dieron la salida como a las 11 pm”, explicó el joven agredido.

El mismo denunciante aseguró que su padre se dirigió al CAI en horas de la noche para averiguar sobre el caso, pero que los policías le impusieron un comparendo. “Algo arbitrario porque era necesario que él fuera. Además quiero denunciar que los policías no tenían tapabocas ni guantes, y estuvieron en contacto con algunas detenidas”.

Otro caso de agresión policial  también en el Chicó

Por otro lado, la señora Rosa Silva denunció la agresión violenta contra su hijo, también por parte de  uniformados de la Estación Chicó, en un hecho que ocurrió el sábado pasado sobre la 1:00 p.m.

“Mi hijo llegaba en un taxi de cobrar una plata y al bajarse un muchacho de la cuadra se le lanzó y le quitó el dinero.  Tuvieron un problema con él, entonces le dije a mi hijo que llamara la policía, pero resulta que cuando ellos llegaron se llevaron fue a mi hijo para el CAI. Lo golpearon, le pegaron, lo arrastraron, lo trataron como rata, cuando el del problema era el otro, incluso a mi hija  también se la llevaron por estar grabando, los policías le dieron un bolillazo en la mano y le hicieron botar el celular. A mí también  me trataron lo más de mal por reclamar que no le pegaran a mi hijo. Me  dijeron de malas perra h… pues la verdad yo también los traté mal”, aseguró la denunciante. (La foto de la portada corresponde a este caso)

Ver video: