Un campeonato de fútbol y la organización de un grupo de danzas para la recreación de niños y adultos, son algunas de las estrategias de la Junta de Acción Comunal y la comunidad del barrio Casa Bonita en la comuna uno, para evitar que los jóvenes caigan en la delincuencia.


Desde hace más de un mes, el comité deportivo del barrio Casa Bonita creó un grupo de danzas y un campeonato de fútbol que va desde la categoría Sub 12 hasta mayores, con el fin de integrar a los jóvenes de la comunidad y evitar que sean atrapados por las drogas y la delincuencia, flagelos que tienen en alerta a los residentes del sector por los atracos y robos a las viviendas.

“Estamos realizando un campeonato zonal de microfútbol, invitando a varios equipos como San Nicolás, Villa Juliana, Casa Bonita y Compartir; se realiza actualmente con los niños del barrio, el cual los incentiva mucho. Así mismo hace mes y medio se están conformando dos grupos de danzas, uno infantil y otro de adultos, con la colaboración de nuestro compañero del comité cultural, además se formaron cuatro equipos para los juegos comunitarios de Soacha, en las disciplinas de Fútbol, Fútbol Sala, Tejo y Mini Tejo, al igual que invitamos a las personas adultas para que también participen en las actividades”, contó William Benavides, del comité de deportes del barrio Casa Bonita.

También con el apoyo de la JAC y la comunidad, se llevaron a más de 50 niños a la pista de patinaje sobre hielo ubicada en el Parque de Soacha, con el fin de brindarles mejor calidad de vida y espacios de recreación.

“Lo primero es tener a nuestros jóvenes y niños ocupados, estamos organizando campeonatos de fútbol y grupos de danzas que van desde los seis años hasta la edad adulta; en promedio en la comunidad viven unos 500 niños menores y en total unos 800, pero participan en las actividades alrededor de 100 niños, aunque con el trabajo, poco a poco ellos mismos se están integrando; también lo que estamos haciendo con la comunidad es embellecer el sector para mantenerlo organizado y limpio; también contamos con el apoyo que nos dio la empresa Alfagrés, a través de la donación de unas baldosas, para las entradas y las vías de acceso al barrio”, agregó Norma Cárdenas.

Cristian Benavides, un joven miembro del equipo de fútbol, contó: “el proyecto deportivo nos parece muy bien porque en este barrio hace años no se realiza ningún tipo de torneo, y el tema cultural me parece muy bien, porque nunca habían realizado nada de eso, esperamos colaborarle al barrio con el inicio de estas actividades que empezaron hace dos meses y que esperamos continúen para ver cómo funcionan las cosas, especialmente con los jóvenes que estén interesados en continuar con más actividades”.

La JAC manifiesta que hay muchos jóvenes y niños que no cuentan con recursos económicos para hacer parte de un Club Deportivo, y por este motivo buscan otras opciones para su vida.

A estos líderes les gustaría que alguien les pudiera colaborar con la creación de un Club Deportivo sin ánimo de lucro, que ayude a los niños y jóvenes de la Comuna Uno de Soacha, ya que en esa zona la delincuencia y la drogadicción están al acecho.

Adicionalmente las cosas no siempre son positivas en los barrios y sus comunidades, lastimosamente pasan por momentos de crisis en seguridad, ya que los jóvenes y pandillas que rodean el sector han hecho que se enciendan las alarmas y sus habitantes tengan que solicitar una pronta atención de la Policía Nacional, a causa de los robos frecuentes a las casas y negocios.

“En estos momentos tenemos muchos problemas de seguridad, los tenemos en la parte alta de nuestro barrio donde antes quedaba una cancha, la cual se debió trasladar. Nos quitaron el alumbrado público, vinieron los de Sociluz y retiraron las lámparas de ese sector, y ahorita hay una inseguridad terrible, especialmente para la comunidad que pasa por el barrio San Nicolás a coger el transporte, en la noche esa parte es oscura y están atracando mucho a la gente, y como es parte alta, cuando llega la Policía los delincuentes tienen el tiempo para esconderse y ocultar las drogas, además se nos están metiendo mucho a las casas”, manifiestó Carlos Sastre, presidente de la JAC del barrio Casa Bonita.

En la parte alta del barrio hay un antiguo tanque de agua que anteriormente suministraba el líquido al sector, el cual se ha convertido en un tormento para la comunidad, pues sirve de refugio para los jóvenes delincuentes y perpetrar sus asaltos.

“En el campo deportivo de Casa Bonita tenemos también dificultad por la inseguridad, porque está llegando mucho muchacho a consumir drogas y muchas veces se llama a la Policía pero nunca llega, como pasó en estos días; se metieron a una casa, se llamó a la Policía a la cinco de la tarde y llegaron a las siete de la noche, eso me parece que no es ningún apoyo para nosotros ni para la comunidad”, comento Mónica Pico, vecina barrio Casa Bonita.

“En este momento el microtráfico de drogas está afectando a todo el municipio, los muchachos de 14 a 17 años están atracando a cualquier hora, roban celulares u otra cosa para consumir, y como el gobierno no ha hecho nada para arreglar esto, no hay leyes que castiguen de una forma severa a los menores, entonces ellos lo seguirán haciendo”, concluyó Juan David Cárdenas, habitante del sector.