Juan Pablo Castellanos es un Judoca soachuno con una amplia trayectoria en esta disciplina deportiva, que tendrá la oportunidad de ir a competir en la edición 2012 de los Juegos Paralímpicos, luego de haber obtenido su cupo al ganar la medalla de oro en los pasados Juegos Prapanamericanos de Guadalajara 2011.

Juan Pablo asumirá el reto de competir al lado de los mejores deportistas del planeta, para buscar traer una medalla olímpica al país y al municipio de Soacha, donde se empezó a formar como deportista. Sobre su participación en Londres 2012, el Judoca habló de las expectativas que tiene y la ardua preparación que está teniendo para hacer un excelente papel en la máxima cita del deporte mundial.

“Todo lo he logrado con mucho entrenamiento, tengo muchas ganas de ir a buscar una medalla y un buen lugar en los Juegos, lo más importante es buscar una buena participación. El cupo lo logré en los Juegos Parapanamericanos de Guadalajara, donde gané la medalla de oro en la competencia, pero antes de eso había ido a Turquía, pienso que ese fue el preparatorio para Guadalajara. Este año espero poder asistir a varias competencias internacionales para lograr una buena participación en Londres.

Aunque uno siempre espera mucho más, el apoyo que me han dado en el IMRDS ha sido muy importante. Yo agradezco al Director del Instituto y al Club Answi (al cual pertenece), así como también a la Gobernación de Cundinamarca y a Coldeportes, que me han colaborado con estas participaciones. Tenemos varios viajes pendientes y estamos esperando a que nos den respuesta de los entes deportivos para poder viajar. Hay invitaciones a competencias en Alemania, Estados Unidos, Brasil y otros países, donde vamos a trabajar por subir más el nivel que necesitamos para competir en Londres”, explicó Juan Pablo.

La disciplina y la motivación

“El Judo no es un deporte que permita hacer predicciones de quién pueda ser el ganador, no se puede decir quién podría ganar, porque el año pasado el campeón mundial pudo haber sido uno y este año otro completamente diferente. Esto no es como en otros deportes, donde se puede dar un resultado en sí aproximado”, expresó Castellanos.

Lo anterior quizás coincide con la rutina y la experiencia que ha acumulado Juan Pablo, quien dedica casi cinco horas diarias a su entrenamiento, a través de un ‘trabajo muy arduo y muy exigente’. Es de destacar que este deportista inició su carrera a los 11 años, pero se consolidó como profesional desde el 2005, cuando hizo su primera salida internacional. Desde ahí inició en forma su vida en el Judo y su proyección.

Por ahora Juan Pablo continuará su preparación hacia Londres 2012, con la firme convicción de alcanzar una medalla, bien sea de Bronce, de Plata y, por qué no, del glorioso oro que todos anhelan. “Mi familia siempre ha sido mi principal apoyo, representar al municipio y al país es algo muy gratificante y un orgullo para mí”, concluyó el Judoca.