Ya han pasado 9 días desde el pasado primero de marzo cuando familiares de Emily Nicol Figueredo la vieron por última vez.

Lo que dicen sus familiares es que Nicol salió de su casa del conjunto residencial Cámbulos del sector de Terreros, sin que nadie se diera cuenta.

Se supo que el pasado lunes primero de marzo salió del conjunto, y de acuerdo a las cámaras de seguridad, iba vestida con una chaqueta blanca, pantalón negro con una línea blanca y llevaba una maleta color naranja.

Inmediatamente la familia de Emily Nicol Figueredo comenzó a buscarla, pero su esfuerzo no dio resultados. No obstante, ubicaron a la mamá de una amiga y lo que dijo es que había dicho que iba para la calle 13 con avenida Boyacá, en Bogotá, hecho que preocupó aun mas a la familia porque la niña nunca sale sola.  

La familia siguió en la búsqueda y empezó a agotar recursos, un primer paso fue ir hasta la zona donde supuestamente se había dirigido, es decir, a la avenida Boyacá con calle 13. Allí se distribuyeron y empezaron a preguntar hasta que llegaron a Fontibón, en donde un vigilante les dio una pista y les manifestó que la había visto con un joven.

Al caso le hicieron seguimiento, incluso las mismas autoridades de Soacha, en cabeza de la Policía y la Alcaldía Municipal.  

Finalmente, y después de indagar con las autoridades de Soacha, se supo que la menor se comunicó con su madre y le manifestó que está bien. Al parecer, salió con un joven que conoció a través de redes sociales.

Su familia pidió que cualquier información, favor comunicarse con los números celulares 310 2174123 y/o 301-628-0597.