Siete personas fueron capturadas, además se incautó un taxi, dinero, un arma de fuego, celulares, medicamentos y químicos para la fabricación de estupefacientes, entre otros.

Bajo la coordinación de un fiscal de la Estructura de Apoyo, con la colaboración del CTI de Bogotá, se logró la judicialización de cuatro presuntos integrantes del grupo delincuencial denominado Pantera.

De acuerdo con la investigación adelantada, se conoció que esta red se dedicaba a la fabricación de estupefacientes como marihuana, cocaína, 2CB, Tussi, Ketamina y otras sustancias sintéticas. Además, se encargaban de la venta de esas sustancias alucinógenas en fiestas clandestinas y discotecas, por las cuales cobraba entre 2.000, 5.000, 10.000 y hasta 100.000 pesos.

Según la investigación, estas personas, al parecer, coordinaban las ventas telefónicamente a través de domicilios, haciendo uso de bicicletas, motocicletas y taxis.

En un operativo desarrollado el pasado 1 de septiembre, se hicieron efectivas las órdenes de captura en contra de Juan David Rodríguez Porras, Jan Fransua Marroquín Zárate, Jan Carlos Gamboa Delgado y Héctor Arley Rivera Ruíz, otras tres personas fueron capturadas en flagrancia.

Además, se logró la incautación de un taxi, celulares, un arma de fuego, dinero en efectivo, dólares, euros y varias dosis de sustancias estupefacientes como tussi, cocaína y bazuco, y medicamentos e insumos químicos utilizados presuntamente para la fabricación de las drogas sintéticas.

En audiencias preliminares se legalizaron las capturas. La Fiscalía formuló imputación por los delitos de concierto para delinquir; tráfico, fabricación o porte de estupefacientes y porte ilegal de armas de fuego, partes o municiones. Dichos cargos solo fueron aceptados por Héctor Arley Rivera Ruíz.

Un juez con función de control de garantías impuso medida privativa de la libertad para cuatro de los capturados.