A raíz del problema de salud pública que atraviesa el país, el gobierno municipal  ha tenido que implementar medidas preventivas para evitar la propagación del contagio, entre ellas, el Pico y Género, control a la entrada a Transmilenio y que salga sólo una persona a mercar.  

Sin embargo, muchos residentes de las diferentes comunas de Soacha están haciendo caso omiso a este tipo de recomendaciones y normas estipuladas por la administración municipal para mitigar los casos de coronavirus en el municipio, aun cuando se tiene presente que hay cuarentena y recomendaciones estrictas con respecto a la salida a las calles.

Las quejas son constantes y en varios barrios de la ciudad, pero como  ejemplo  se podría hablar de  Olivos en la comuna 3.  Esta es una de los zonas  donde más infractores hay,  como lo comenta Andrés Rojas, residente del sector: “Las personas no hacen caso a estas medidas, aun con todo lo impuesto la gente es muy terca, ¿cómo es posible que una familia completa salga a hacer los mandados sin tener en cuenta la magnitud de esta enfermedad y el riesgo para las otras personas?”.

Además, algunos habitantes muestran su inconformismo y afirman la falta de conciencia ciudadana de muchos residentes, como lo asegura Leila Núñez: “La gente no entiende que estas medidas son indispensables para cuidar la salud, se hacen los sordos y no hacen caso a la orden de aislamiento obligatorio, sin tener en cuenta que es un beneficio de todos y para todos”.

En distintos lugares de esta comuna se evidencian largas filas de compradores, ya sea en supermercados, centros de pagos de servicios o puestos de venta, donde la aglomeración ciudadana es bastante grande.  “Siempre es lo mismo, unos cumplen y otros no. No se está haciendo nada con las medidas porque algunos ciudadanos se tomaron el aislamiento como un juego y no entienden que este virus se propaga de manera rápida, poniendo en riesgo la salud de todos”, aseguró Gerardo Castro, residente del sector.

Finalmente, estas medidas no están siendo cumplidas efectivamente en todas las partes del municipio de Soacha, muchos habitantes las están tomando como un juego y las incumplen fácilmente sin tener en cuenta el riesgo en el que se ponen a sí mismos y a sus familias al burlar la seguridad impuesta por la Alcaldía de Soacha, como el pico y género y demás medidas de prevención que se han implementado para disminuir los focos de propagación del covid-19.

Por Natalia Soto – Edna Vanegas