A pesar de la cuarentena, la Policía encontró a más de 100 personas bailando, consumiendo licor y sin ninguna medida de bioseguridad.

La fiesta fue descubierta en el barrio La Gaitana, de la localidad de Suba, cuando en un bar fueron encontradas las personas departiendo sin tapabocas y aglomerados.

 El establecimiento fue cerrado por la Policía y se le impuso comparendos por más de 900 mil pesos a las personas involucradas en el hecho.

En otro lugar, pero en la misma localidad de Suba, la Policía descubrió una reunión de más de 30 personas en un billar del barrio San Pedro. Este establecimiento fue sorprendido por segunda vez violando una cuarentena estricta, por lo que las autoridades cerraron el lugar y suspendieron la actividad.

El alcalde local de Suba, Julián Moreno Barón, aseguró que “se han priorizado las intervenciones en las fiestas clandestinas, billares y galleras, donde ciudadanos muy conscientes todavía siguen violando la cuarentena, exponiéndose al contagio en este pico complejo que estamos viviendo en Bogotá”.