El alcalde Enrique Peñalosa en rueda de prensa anunció ley seca para garantizar que se minimicen los riesgos de nuevas alteraciones de orden público.

El alcalde de Bogotá entregó un balance de los desmanes registrados el jueves luego de las movilizaciones por el paro nacional.

Aseguró que 68 estaciones de Transmilenio fueron vandalizadas y algunas sufrieron graves daños,  por lo que no podrán operar por varias semanas.

También fueron vandalizados tres camiones de Bomberos y cuatro ambulancias.

“Tuvimos 84 conducidos y 24 capturados. Hubo cinco CAI afectados y el centro religioso de la Policía. Fueron agredidos tres operarios del concesionario de aseo Lime,  un vehículo recolector fue vandalizado y 265 contendores, 72 totalmente quemados”, dijo.

Peñalosa añadió que el costo de los daños supera los 20.000 millones de pesos.

El funcionario aseguró que “hay intereses politiqueros que están impulsando a que haya caos y destrucción”.

Pidió a los ciudadanos tener cuidado en no ser utilizados. Afirmó que para este viernes están esos interesados buscan que se presenten nuevamente actividades vandálicas en la ciudad. De manera que para garantizar que se minimicen los riesgos de violencia que pueda llegar a ser más graves, “vamos a tener ley seca a partir del mediodía de hoy  y hasta el mediodía de mañana”, dijo el alcalde de Bogotá”.

Además  hizo un llamado a los habitantes para que no dejen que una minoría destruya la ciudad.

Fuente: NoticiasRCN.com