El grupo criminal operaría en la cárcel de Guaduas en Cundinamarca, desde donde se redireccionaba la extorsión para Soacha.

Durante un año, la Policía Nacional realizó entrevistas, registro de llamadas en empresas de telefonía y empresas de giros, monitoreo en redes sociales e interceptaciones, que permitieron este resultado.

La investigación indicó que alias ‘La Mona’, líder de ‘Los Tío-Tía’, ordenaba y seleccionaba las víctimas que iban a ser extorsionadas.

Posteriormente, alias ‘Godín’ era el encargado de coordinar las extorsiones desde el centro penitenciario y carcelario La Esperanza del municipio de Guaduas-Cundinamarca.

Alias ‘Godín’ realizaba las llamadas telefónicas con otros miembros de la estructura delincuencial ‘Los Tío-Tía’ para llevar a cabo la suplantación de identidad de familiares y de autoridades de Policía.

Por otra parte, alias ‘Luigi´ y alias ‘Motosierra’ tenían un rol definido dentro de la estructura criminal, consistía en estar atento y cerca de los puntos de pago de Efecty, Super Giros, Paga Todo, para cobrar inmediatamente los giros de dinero hechos por las víctimas.

Con el material probatorio, el Juzgado de Guaduas emitió las órdenes de captura por el delito de extorsión agravada a alias ‘Godín, alias ‘Luigi’ y alias ‘Motosierra’, y orden de captura con circular azul en contra de alias ‘La Mona’, las capturas se realizaron en vía pública del municipio de Soacha.