Residentes rechazan la medida, dicen que hay caos en las vías internas y el pavimento se está dañando. Comerciantes aseguran que sus ventas han bajado.

Según algunos residentes y comerciantes de la zona, desde que la vía Indumil, entre la glorieta de 3M y la entrada a Hogares Soacha se dejó en un solo sentido, el caos vehicular se incrementó.

Los vehículos que vienen de Ciudad Latina deben ingresar por Quintas de la Laguna hasta el barrio San Andrés, pasando por la parte superior de La Fragua, Cobec, Villas de Santa Rosa y Satélite (carrera 5) a salir a la avenida 3M, cerca de la Universidad Cundinamarca.

“Estas vías no son aptas para la cantidad de tráfico que pasa, además las calles de estos barrios no están señalizadas, lo que provoca que los conductores constantemente formen embotellamientos porque no se sabe cuál sube ni cuál baja.  Lo único que se está logrando es trasladar el problema a una parte menos visible y terminar de deteriorar las vías de estos barrios que llevan años sin ser intervenidas.  Además, estos desvíos dependen 100% de que alguien esté ahí todo el tiempo para que funcione (los AVE), pero no tiene lógica porque lo único que hace es generar más gastos al municipio”, dijo una comerciante y residente de la zona.

Otro factor que ha generado molestia entre los residentes de estos barrios es el ruido y el peligro que representa tanto tráfico que circula por las vías internas y que no fueron hechas para rutas de transporte. Además, no hay señalización que limite la velocidad, y la cantidad de huecos que se está haciendo es grande.  

Fue una decisión que tomó el alcalde de manera arbitraria, puso en marcha un proyecto sin un estudio previo, necesitamos que nos escuche y nos brinde una solución realmente efectiva para la movilidad en la vía Indumil desde la glorieta hasta la entrada a Hogares de Soacha. Como comerciantes consideramos que no fue la estrategia más efectiva, ya que nuestras ventas se han visto afectadas. Igualmente puso a funcionar una cicloruta sin señalización que ha causado infinidad de accidentes”, dijo una comerciante del sector.

Otro aspecto que cuestionan comerciantes y residentes es que para que los conductores respeten la medida, deben estar presentes los AVE, de lo contrario vuelve la circulación en doble sentido en dicho tramo.

En el caso específico de la urbanización El Silo, sus residentes dicen estar aún más perjudicados porque cuando vienen del lado de Ciudad Latina no pueden ingresar por la vía Indumil, sino que deben desviar por Quintas de la Laguna y muchas veces en un tramo que antes recorrían en menos de un minuto, ahora se enfrascan en trancones que los demoran hasta media hora.

El llamado de esta comunidad es al alcalde para que replantee la estrategia, se reúna con comerciantes y residentes, y entre todos, tomar la mejor decisión.

Los ciclistas también generan desorden porque no hay una señalización adecuada