Tras cuatro años de insistencia, se limpió el canal Canoas

Después de años de insistencia por parte de la comunidad del barrio Paseo Real y Villa Italia se realizó la limpieza del Canal Canoas, afluente de los humedales Tierra Blanca y Neuta que los conecta con el río Soacha. Los residentes cercanos al caño aseguraban que el estado de abandono en que se encontraba el caño estaba afectando la salud de las personas.


Tanto el crítico estado del Humedal Tierra Blanca como la actitud que la mayoría de los transeúntes en el sector tomó frente al cuidado del afluente lo convirtieron en una referencia del abandono y la falta de cultura que aún predomina en el municipio. La comunidad fue insistente durante cuatro años, pidiendo la limpieza del canal Canoas, pues este sin un adecuado mantenimiento genera inconvenientes y problemas sanitarios afecta la salud de los habitantes cercanos de los barrios Villa Italia y Paseo Real.

“Los vecinos acostumbran a arrojar desechos, basura, escombros e incluso animales muertos, por eso el caño llegó a convertirse en un lugar del que brotan muchas plagas, entre ellas moscas que producen enfermedades de tipo respiratorio a los niños del sector. La acumulación de las basuras generó en varias ocasiones la saturación del canal, causando consigo la devolución de aguas residuales por el sistema de alcantarillado del sector de Paseo Real, maximizando el riesgo en la salud de los habitantes del sector”, puntualizó, Miguel Lambertinez, Edil de la Comuna Uno.

El canal Canoas, consta de 440 metros lineales entre Villa Italia y Paseo Real y 130 frente a Torrentes I, La limpieza total del afluente hace parte del trabajo de recuperación que se está llevando a cabo sobre el humedal Tierra Blanca, del cual, finalizado el año, se recuperaron 1.500 metros lineales de espejo de agua.

“Durante los años que estuvimos gestionando vehementemente la limpieza del canal, nos especificaron que no había la maquinaria adecuada para efectuar dicha labor, ya que las retroexcavadoras disponibles por parte de la alcaldía municipal no contaban con un brazo que tuviese la longitud adecuada para hacer el trabajo requerido sobre el afluente. Ahora con la adquisición de la herramienta necesaria y el trabajo sobre el humedal, finalmente se hizo posible la intervención del caño que ya estaba en estado crítico”, destacó, Lambertinez.

Esperanza Montoya, jefe de la Dirección Bio Ambiental de la Secretaría de Planeación de Soacha, se refirió al trabajo que se ha venido realizando sobre el humedal y Canoas, después de la adquisición de la retroexcavadora de brazo largo en septiembre, labor que culminó en el mes de diciembre del año anterior.

“Desde el mes de septiembre, con la adquisición de esta herramienta fundamental, se empezó la parte más importante de la recuperación del humedal, con la apertura del espejo de agua, posteriormente, para garantizar el progreso de la recuperación, resultó necesario hacer la limpieza de los afluentes, siendo el Canal Canoas el más representante entre Tierra Blanca y Neuta, al tiempo que pese a ser el corredor ecológico que conecta ambas fuentes hídricas con el rio Bogotá, se encontraba colmatado de desechos”, especificó, Montoya.

La funcionaria también se refirió a la gestión de la comunidad durante años anteriores, impulsada por los problemas de salubridad generados en torno al estado de abandono que predominaba en el afluente.

“Como ahora hay muchas viviendas alrededor del canal, siempre recibíamos quejas por todos los tensionantes ambientales que presentaba el mismo y por la misma acumulación de residuos por parte de la comunidad. De ahí era tan necesaria la adquisición de la retroexcavadora de brazo largo, ahora podemos garantizar un mantenimiento constante que responda a la recuperación del tierra Blanca, como al cuidado de la salud de los residentes vecinos al Canal Canoas”, destacó.

Finalmente, Miguel Lambertinez, concluyó, dirigiendo un agradecimiento a los actores que hicieron parte de la recuperación y limpieza del afluente.

“Después del tiempo de gestión, cabe resaltar que la limpieza de este importante canal ha tenido una buena participación de la administración municipal, a través de la Dirección Bio Ambiental en Cabeza de Esperanza Montoya, ahora que se cuenta con la maquinaria adecuada el trabajo que se ha hecho sobre el canal fue bastante eficaz. Agradezco a la comunidad que ha estado al tanto, facilitando la ejecución de esta obra tan importante, que generará un impacto muy positivo en todo el sector”, concluyó el edil.