Después de cinco meses de concluida, estación de integración San Mateo sigue cerrada

A pesar de la urgente necesidad de descongestionar el sistema en el municipio de Soacha y concretamente la estación San Mateo, la que en su momento fue presentada como una megaconstrucción que se concluyó en septiembre pasado, hoy sólo sirve de adorno a los abandonados potreros que existían en ese lugar.


La tan anunciada estación de integración San Mateo, adecuada con 14 torniquetes que permitirán un fácil acceso al usuario, 754 Cicloparquaderos, baterías sanitarias, un puesto de Policía y uno de primeros auxilios, además de 21 espacios de taquilla para la compra de los tiquetes y 6.000 metros cuadrados para la estación de los buses alimentadores, hoy se encuentra llena de polvo y a la espera de que Transmilenio la habilite para descongestionar el acceso y la salida de pasajeros.

La novela de la estación de integración comenzó en septiembre pasado cuando el ingeniero Éver Méndez, director de obras de Transmilenio Soacha, responsabilizó a la empresa de transporte masivo de pedir requisitos que no estaban contemplados inicialmente.

“Transmilenio está exigiendo al municipio un parqueadero para las rutas alimentadoras, que todas las vías por donde van a circular los alimentadores estén en perfecto estado, que se chatarricen los buses que transitan por el corredor de la autopista y que se financie parte de la operación del sistema; son situaciones que se salen de la competencia nuestra y del convenio firmado con ellos”, dijo en su momento el ingeniero Méndez.

A comienzo de octubre, el mismo gerente de Transmilenio, Sergio París, aseguró que la estación sería adecuada con equipos de seguridad, torniquetes, cajas de recaudo y redes de tecnología para ponerla en uso a comienzos de diciembre, pero llegó el fin de año y las cosas siguieron igual.

En la última semana del mes de diciembre, la entonces secretaria de Infraestructura del municipio, Dora Vera, anunció que “en los próximos días” entraría a funcionar la estación de integración, pero de nuevo el plazo se incumplió.

Llegó el cambio de alcalde y se requirió el inconformismo de los usuarios de Transmilenio y bloqueos en las vías para que se volviera a hablar del tema.

A raíz de las reuniones y encuentros que por estos días han protagonizado las autoridades de transporte del ámbito nacional, distrital, departamental y local, ahora se asegura que a mediados de abril se pondrá al servicio la megaobra que permanece cerrada y que sólo sirve de ilusión a los usuarios del sistema Transmilenio.

En esta ocasión fue el secretario de movilidad de Cundinamarca, Andrés Díaz, quien aseguró que “antes de finalizar el mes de abril, que fue lo que se estableció en el cronograma, estará en funcionamiento la estación intermedia de San Mateo”.

cargando...