El director del Inpec, general Gustavo Adolfo Ricaurte, declaró insubsistente a la directora de la cárcel de Girardot, Sandra Ivonne Serrano, por presuntas irregularidades en el manejo de ese centro de reclusión.


Ricaurte Tapia, tomó la decisión luego de establecer que la funcionaria en cuestión, Sandra Ivonne Serrano, supuestamente permitió una reunión política dentro del penal a su cargo. Según parece ella autorizó el ingreso de 19 personas, entre ellas 3 concejales de Girardot, quienes se reunieron con el ex alcalde de Anapoima, César Augusto Serrano, condenado por enriquecimiento ilícito.

Al dar a conocer su decisión, el jefe del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario, explicó que se encuentra empeñado en eliminar todos los actos irregulares en que puedan incurrir los subalternos suyos en todo el territorio nacional.

“No hemos verificado nada, pero el Instituto toma acciones de manera preventiva; y de una vez digo, los directores de todo el país a presentar examen, porque aquí estos funcionarios deben cumplir a cabalidad y de manera correcta sus funciones”, subrayó.