La comisión primera del concejo devolvió ayer el proyecto de acuerdo No. 24 con el cual el alcalde Juan Carlos Nemocón buscaba que el cabildo aprobara el presupuesto general del municipio de Soacha para la vigencia 2013. Ahora el mandatario tendrá que aprobarlo por decreto.


Por cuatro votos a favor y tres en contra, la comisión primera aprobó la devolución del mencionado proyecto de acuerdo, argumentando irregularidades en el proceso.

Inicialmente el concejal Geovanny Ramírez cuestionó la actitud del presidente Alonso Rodríguez, manifestando que el proyecto fue radicado el 10 de octubre y tan solo hasta el 25 del mismo mes se le asignó ponente. Además dijo que 13 días después el presidente de la comisión, Carlos Ospina, citó a reunión de sensibilización y que hasta ayer 15 de noviembre, a las 12:55 M, se dio a conocer el informe jurídico.

“Esto no es responsable, lo que significa que se está buscando la aprobación del presupuesto de una manera amañada”, replicó Ramírez.

Y es que el proceso de socialización del proyecto venía presentando inconsistencia. En días pasados, el concejal Norberto Cuenca propuso a los integrantes de la comisión primera que se estudiara el presupuesto para el próximo año sin la presencia del secretario de hacienda, Alfonso Bogotá, ya que hasta ese momento no había hecho llegar los soportes específicos que se necesitaban para el estudio del mismo; denunció también que dentro de la socialización del día Martes 13 de Noviembre, el secretario pidió irrespetuosamente a la comisión que le entregaran el soporte jurídico del Concejo, cuando son ellos los que ejercen el control político y deben pedir los argumentos a los funcionarios, los cuales están obligados a responder respecto al tema que, en este caso, es el presupuesto de Soacha para 2013.

Dentro del presupuesto general para el siguiente año se habla de una suma que gira alrededor de los 290 mil millones de pesos, teniendo en cuenta que dentro de la cifra están incorporados los 30 mil millones de pesos del empréstito que el alcalde Nemocón piensa solicitar para arreglar la malla vial de la ciudad.

Sin embargo hay que tener en cuenta que ayer 15 de noviembre, la contralora municipal, María Evelia Cubillos, radicó una carta a los integrantes de la comisión primera, en la que advierte que mediante acuerdo No. 39 de 2008 se aprobó un endeudamiento por 40 mil millones de pesos, dentro de los cuales se efectuó un contrato de endeudamiento con la Alianza Fiduciaria por 18.800 millones de pesos, valor que aún no ha sido ejecutado y por el cual se han cancelado intereses que superan los 2000 mil millones de pesos.

La carta de la contralora pone en alerta al concejo y deja ver que el municipio está pagando altos intereses por un dinero que no ha ejecutado, lo que significa que no es procedente endeudar más a la ciudad.

Claro que hay que tener en cuenta que una cosa es que los 30 mil millones de pesos, fruto del empréstito, estén incorporados al presupuesto, y otra muy distinta es que la aprobación del endeudamiento tiene que hacerse a través de un proyecto de acuerdo diferente.

Lo cierto es que el proyecto que pretendía aprobar el presupuesto para el siguiente año fue devuelto por la comisión primera, lo que significa que ahora el alcalde Juan Carlos Nemocón debe firmarlo por decreto.

Tres-cero. Otro round que gana la oposición.