La historia, las costumbres y la tradición de Soacha fueron los principales elementos que encabezaron la celebración del Día de la soachunidad, una actividad en la que profesores y estudiantes recordaron el significado y el valor de ser soachuno, rescatando todas las cosas positivas que por más de 415 años han construido la identidad del municipio.


Aunque el imaginario que existe sobre el municipio, en Bogotá y otras partes del país, muchas veces se limita a las cosas negativas y las problemáticas sociales que infortunadamente afectan a la ciudad; lo cierto es que Soacha es mucho más que eso, gracias a su historia, su gente, sus costumbres, su gastronomía y un sinnúmero de factores que son motivo de orgullo para decenas de soachunos que tienen sentido de pertenencia y amor por su territorio.

Así lo evidenció la comunidad académica de la Institución Educativa Julio César Turbay, que a través de representaciones, exposiciones y relatos sobre Soacha, reconstruyó varios capítulos importantes de su historia, para dar a conocer qué es realmente el municipio y cuál es su importancia, tanto para el departamento como para el país:

“Hemos organizado estas presentaciones con el fin de que los estudiantes conozcan mucha historia de Soacha, porque podríamos decir que fue un pueblo muy sano y agradable, un buen lugar para vivir que tuvo lugares muy bonitos, así como una historia que se ha perdido, por eso el objetivo de esta actividad es rescatar esa historia. Adicionalmente, queremos rescatar en los muchachos ese sentido de pertenencia por este pueblo que los ha acogido, nosotros sabemos que vivimos en una ciudad a la que llegan muchas personas de todo el país por el desplazamiento y la misma situación social que se vive, pero la idea es que ellos tengan sentido de pertenencia por el municipio que los acogió y los está educando, que conozcan tantas cosas lindas que teníamos y se han perdido, los valores y los lugares hermosos que existían”, explicó María Teresa Cubillos, profesora de la IE Julio César Turbay.

“Para nosotros el día de la soachunidad es algo nuevo, en esta institución nunca habíamos celebrado este día, por eso nuestro propósito es recrear y traer muchas cosas que se han olvidado, como por ejemplo la caseta de las estrellas, que era un sitio muy reconocido en su época, en el que había concursos de salsa a los que iban a bailar nuestros padres y abuelos, pero que sin embargo ya no existe. También estamos recordando la muerte de Luis Carlos Galán, que no fue acá sino en el Hospital de Kennedy. Creo que este es un buen proceso, para que ojalá de generación en generación se siga celebrando el Día de la soachunidad. Yo me siento muy orgullosa porque Soacha ha tenido una historia muy bonita, además ha salido adelante a pesar de todas sus adversidades”, agregó Dania Alejandra García, estudiante de la IE Julio César Turbay, nacida en Bogotá y proveniente del municipio de El Colegio.

Para el profesor Julio César Bornachera, docente de la institución, lo que se quiso con esta actividad fue recuperar los espacios que se han perdido, para que desde lo público se resalte el municipio, pero no tapando lo malo para mostrar lo bueno, sino mostrando el potencial que hay en Soacha, el cual según manifestó, es muy grande y se debe aprovechar:

“También queremos demostrar que desde las instituciones públicas estamos haciendo cosas grandes y hay que evidenciarlas. En la vida cotidiana uno debe sentirse contento del sitio en el que está viviendo, eso es lo que hace que se tenga sentido de pertenencia. Yo creo que todos tenemos la intención de que esto mejore y queremos hacerlo día a día. El imaginario que se tiene del municipio es que acá no hay salida, ni viabilidad, pero lo cierto es que esto es tan complejo como puede ser en otros municipios. No obstante, la influencia y la cercanía con Bogotá siempre nos hace ver más las cosas negativas que las positivas”, expresó el profesor Bornachera.

Por último, otros estudiantes del colegio destacaron la importancia de fomentar la soachunidad y generar sentido de pertenencia para con el municipio, dando a conocer hechos y anécdotas importantes de Soacha, que muchos de ellos, a pesar de ser soachunos, no conocían hasta ahora:

“Esto es nuevo para nosotros, acá estamos recordamos la Soacha antigua, vendiendo los platos típicos, mostrando los bailes y todo lo que tiene que ver con el municipio. Nos estamos apoyando entre todos para conocer más nuestra cultura soachuna, los profesores nos explican todo. Había cosas que no sabía, pero ya las reconozco, como por ejemplo los jeroglíficos de las rocas en el Árbol del amor, las cuales debemos cuidar”, indicó Andrés Mojica Castañeda, estudiante de la IE Julio César Turbay.

“Nosotros no sabíamos nada de lo que pasó tiempo atrás en Soacha, pero el profesor Héctor Peñaloza le ha puesto interés para enseñarnos de dónde venimos los soachunos. Por ejemplo, yo no sabía nada sobre la caseta de la estrellas, y ahora sabiendo que de allá salió gente muy famosa y se hizo un programa de televisión, me sorprendo mucho. También están las comidas típicas, los equipos de fútbol y otras más que lo sorprenden a uno. Me siento muy bien porque conozco más y sé qué ha pasado en Soacha”, concluyó Paula Ferias, estudiante de la IE Julio César Turbay.