Si bien las cifras generales de seguridad mejoraron en las recientes festividades de fin de año, comparadas con periodos similares de años anteriores, el tema de las riñas sigue siendo un factor de alta incidencia en el municipio, por lo cual la alcaldía busca, a través de programas educativos, incidir en este indicador.


En la despedida del año 2016 se presentaron en Soacha 189 riñas según reportaron las autoridades, por ello el alcalde, Eleazar González, exigió duplicar los esfuerzos para que en esta ciudad se reduzcan ostensiblemente estos acontecimientos.

Gonzales pidió trabajar en la educación, seguridad y disminución en el consumo de alcohol, para así transformar el municipio de Soacha, que acoge más de 55 mil víctimas del conflicto armado.

El alcalde aseguró que el consumo de alcohol fue lo que provocó el elevado número de riñas mientras se recibía el 2017, por lo que pidió a las empresas dedicadas a la producción de este tipo de bebidas, trabajar con su administración para adelantar campañas en beneficio de la comunidad.