Luego de 8 meses de ocupación, Distrito e indígenas embera lograron un acuerdo para que estas comunidades retornen a sus territorios y desocupen el Parque Nacional.

Fueron meses de diálogo, aunque finalmente la Alcaldía de Bogotá les había dado un ultimátum para que desocuparan el terrero, pero el jueves hubo ‘humo blanco’ para firmar un acuerdo de compromiso, y así poder recuperar el Parque Nacional.

Según la Alcaldía de Bogotá, y de acuerdo a la última caracterización, en el Parque Nacional hay 1.800 personas de 15 pueblos indígenas que llegaron desde finales de septiembre del año pasado.

Los compromisos a los que llegaron se oficializarán este viernes, y la retirada de los indígenas será el fin de semana. De cumplirse a cabalidad lo pactado, el lunes se entregaría el Parque Nacional para que de nuevo sea utilizado para el disfrute de los bogotanos.

Durante los diálogos estuvieron presentes funcionarios de la Procuraduría, la Comisión de la Verdad y el Ministerio del Interior, entidades que actuaron como mediadoras en la negociación.

Los indígenas embera harán el retorno voluntario a sus territorios, ubicados en los departamentos Chocó y Risaralda, y serán acompañados por el Gobierno Nacional y la Alcaldía de Bogotá. Quienes no quieran retornar, serán incorporados en proyectos productivos liderados por el Distrito.

Foto: Concejo de Bogotá