Un diagnóstico realizado a través de dos encuestas (Self Reporting Questionary -SRG- y Maslach Burnout Inventory -MBI-), aplicadas a 2.000 taxistas de la ciudad, arrojó que el 77,5% de los conductores de estos vehículos de servicio público presentan estrés laboral, el 76,5% tiene baja realización personal, el 59% consume en mayor o menor medida bebidas alcohólicas, el 53% tiene un alto nivel de despersonalización y el 10% tiene significativos niveles de angustia.


Esta investigación, ordenada en el marco de las mesas de trabajo del Pacto de Seguridad, Movilidad y Convivencia de las entidades distritales y los empresarios de taxis de Bogotá, sirvió de referencia para la creación del proyecto piloto del primer Centro Antiestrés para Taxistas, cuya inauguración se llevó a cabo ayer, con la presencia de la Alcaldesa Mayor de Bogotá (d), Clara López Obregón; la Secretaria de Gobierno, Mariella Barragán Beltrán; el Secretario de Movilidad, Fernando Álvarez, y el secretario de Salud, Jorge Bernal Conde. También estuvieron presentes el Director de la Policía de Tránsito, Coronel Juan Francisco Peláez; el coordinador de la Red de Apoyo de la Policía, Coronel Luis Fernando Salazar y el Gerente General de TaxExpress, Clemente Hernández, en representación del gremio de taxistas de la ciudad.

Este Centro Antiestrés hace parte de los lineamientos que propende el Pacto de Seguridad, Movilidad y Convivencia -firmado hace cinco años y coordinado por la Secretaría Distrital de Gobierno- y cuyo objetivo es mejorar los niveles de seguridad y convivencia de los taxistas, y su relación con los usuarios de este medio de transporte, así como dignificar su oficio y trabajar por su salud física, por lo que recientemente se llevaron a cabo tres Ferias del Taxista Saludable que buscaron vincular a este gremio al sistema de seguridad social.

El Centro antiestrés para taxistas, que estará bajo la coordinación de tres psicólogas de la Secretaría Distrital de Salud, atenderá inicialmente a 500 taxistas previamente inscritos, quienes asistirán a cinco sesiones en los días de pico y placa, durante un periodo de tres meses (septiembre – noviembre), de lunes a viernes de 9:00 a.m. a 12:00 m. m y de 2:00 p.m. a 5:00 p.m.

En este Centro, que funcionará en instalaciones de la empresa TaxExpress (Cra. 44 No. 12 B 53), se pondrá en ejecución una propuesta terapéutica especialmente diseñada para taxistas, que abarca tres ejes, de acuerdo a los resultados que arrojó el diagnóstico: línea alternativas socio-recreativas (desarrollo físico, desarrollo lúdico, relajación progresiva, musicoterapia, activades físicas, etc.); línea habilidades (desarrollo socio afectivo y emocional, manejo y control de la ira, resolución de conflictos, relaciones interpersonales, etc.) y línea de prevención de consumo de sustancias psicoactivas -SPA-, (significación y prácticas para una vida con calidad y reconocimiento y socialización de potencialidades).

Según explicó la Alcaldesa Mayor de Bogotá (d), Clara López Obregón, “lo que buscamos con este primer Centro Antiestrés es brindar bienestar a los taxistas, un gremio que para nosotros es de la máxima importancia por lo que representan para la ciudad y por sus aportes en materia de seguridad. Esperamos contribuir a disminuir los niveles de agresividad y buscamos brindarles mayor motivación e inculcarles que no descuiden su salud física y mental, que tengan hábitos que favorezcan su calidad de vida”.

En efecto, según los especialistas de la Secretaría Distrital de Salud que analizaron los resultados de las encuestas, los altos niveles de estrés y baja autoestima que presentan los taxistas, pueden ser fuente de riñas y/o enfrentamientos entre conductores y usuarios, peatones y otros conductores, así como de agentes de tránsito y en general con personas que se involucran diariamente con su trabajo. De allí que el programa del Centro Antiestrés está dirigido a construir competencias socio-afectivas, comunicacionales, de resolución de conflictos y que aporten en la prevención del consumo de sustancias psicoactivas.

Por su parte, la Secretaria Distrital de Gobierno, Mariella Barragán manifestó que, “con este esfuerzo buscamos invertir en la calidad de vida del taxista, pues es un factor que además de aportarle a su bienestar, repercute directamente en las dinámicas de la ciudad. A nuestras tres Ferias Saludables del Taxista han asistido 1.257 conductores de estos vehiculos, y 376 de ellos se han vinculado al sistema de seguridad social, lo cual para nosotros es muy importante. En la medida en que ellos se encuentren bien física y emocionalmente, van a prestar un mejor servicio y van a contribuir al tema de la seguridad y la convivencia en la Capital de la República”.

Una muestra de sus aportes en materia de seguridad en Bogotá, es el registro de Red de Apoyo de la Policía Metropolitana, el cual indica que en lo corrido del presente año, los taxistas han suministrado 3.253 informaciones relacionadas con accidentes de tránsito, riñas, hurtos, incendios, disparos, volcamiento de vehículos y personas sospechosas, entre otras.