Una problemática que había sido denunciada meses atrás por la comunidad de este sector, hoy vuelve a acelerar los nervios de usuarios y transportadores, pues las pandillas y bandas de delincuencia común tienen ‘arrinconadas’ a las personas que usan diariamente este servicio, a tal punto que se están cobrando ‘vacunas’ para poder movilizarse de un barrio a otro.


Esta vez la dificultad se concentra en el sector de Bella Vista, a donde ya varias empresas transportadoras han manifestado su intención de no volver a prestar el servicio allí, hasta tanto no se apliquen medidas de choque y prevención por parte de las autoridades, que de acuerdo a lo manifestado por los mismos vecinos, al parecer están haciendo caso omiso de lo que sucede en esta parte de la comuna cuatro.

Para recordar cómo se ha desarrollado el caso, basta decir que las denuncias anteriores tuvieron epicentro en el barrio San Rafael, lugar en el que hubo una deserción masiva de conductores cansados de sufrir las agresiones de los delincuentes. Como medida se instaló una unidad móvil de Policía para que reforzara la seguridad en la zona, pero a cambio de eso el problema se concentró en donde se denuncia actualmente, en una especie de migración o mutación de la problemática.

“Ya hace bastante tiempo tenemos el problema de seguridad para el transporte en Ciudadela Sucre, pues los vehículos, los conductores y los pasajeros son atracados y lamentablemente tenemos varias bandas que se dedican a esto, entre ellas una dirigida por un tal Alias ‘Golosina’, otro llamado ‘Pocho’ y uno más conocido como ‘Ché’. Los conductores de diferentes empresas como Cootransfebo, Cootransucre, Coopcasur y Cootransfontibón han optado por dos cosas, retirarse del sector o llegar apenas hasta el terminal de San Mateo o la base militar. Los atracos son continuos y por eso desde el viernes pasado, varios conductores decidieron dejar de prestar el servicio como consecuencia de la compleja situación que se vive en nuestro barrio, y otros más que son intermedios como Buenos Aires, Villa Nueva, Rincón del Lago y Las Margaritas”, explicó Héctor Julio Rodríguez, Edil de la Comuna cuatro y habitante de Bella Vista.

Rodríguez agregó que desafortunadamente la Secretaría de Gobierno no ha prestado la atención debida al tema y que además, al parecer no lo conoce a fondo como para tomar cartas en el asunto. Informó también que aún no han podido dialogar con el Director de Transporte Francisco Araque, pero que sin embargo le solicitan que se ponga al frente del tema.

El Edil fue claro en manifestar que ante todo no se puede seguir omitiendo lo que es evidente, pues los transportadores son firmes en asegurar que hasta que no se den garantías, no volverán a prestar el servicio en este barrio.

Hablan los transportadores

“La semana pasada robaron dos buses en Bella Vista, todos los que estábamos dentro fuimos asaltados, incluso los pasajeros. Los delincuentes rompieron un vidrio lateral y pues por lo demás, basta decir que ese sitio es muy solo y peligroso. Nosotros somos víctimas de extorsiones con el cobro de $5.000 y hasta más dinero para poder entrar o salir de este y otros barrios. La verdad ha sido un problema, porque como sólo podemos llegar hasta la Base Militar, quienes viven en la parte alta deben tomar hasta dos y más vehículos para poder movilizarse”, expresó Gustavo*, uno de los conductores afectados.

Tal como está sucediendo en otras zonas de Soacha, la inseguridad está en aumento cada día más y al parecer el problema no se está tratando como debería tratarse. Este caso es una muestra palpable de ello y su gravedad aumenta si se tiene en cuenta que no es la primera vez que sucede.

No basta con que la comunidad clame al Director de Transporte, al Secretario de Gobierno, al Coronel Alejandro Murillo y a todos sus colaboradores, pues estos no están en capacidad de responder a una situación como esta, dado el escaso pie de fuerza presente en el Municipio y el incremento en la delincuencia.

A todo lo anterior, se suma un hecho presentado en Santo Domingo ayer, donde un colectivo de la empresa Cootransucre fue atacado a bala por desconocidos, resultando muerto (al parecer) el ayudante del conductor.

*Nombre cambiado