Los disturbios vividos este jueves en las ciudades de Bogotá y Soacha superan los tres mil millones de pesos en pérdidas, suma que corresponde sólo a lo que se dejó de vender durante la jornada de protestas, sin contar los daños materiales que los vándalos causaron al comercio.


La cifra fue revelada por Fenalco, gremio que aseguró que los más afectados fueron las joyerías, restaurantes, tiendas, almacenes deportivos, vestuario, tiendas naturistas, calzado, cafés, charcuterías, supermercados y establecimientos de turismo que tuvieron que ser cerrados por causa de los desmanes.

El gremio que agrupa a los comerciantes dijo además que en sectores como La Candelaria, Chapinero, San Victorino, los alrededores de la Plaza de Bolívar y sectores de la calle 19 y del Centro Internacional, las ventas disminuyeron hasta en un 80%.
En el caso del municipio de Soacha, se dejaron de vender aproximadamente mil millones de pesos por actos de vandalismo a supermercados y establecimientos de comercio en general.

En Codabas (Central mayorista del norte), el tráfico de gente disminuyó en un 80% y se presentó desabastecimiento en productos básicos de la canasta familiar.
También hubo afectación en eventos de Corferias relacionado con lanzamientos de negocios, programados con anterioridad.