25 incendios han sido atendidos en Cundinamarca por parte del Cuerpo Departamental de Bomberos con la coordinación de la Unidad Administrativa Especial para la Gestión del Riesgo y de Desastre (Uaegrd) en lo que va corrido del mes de septiembre del año en curso.


Las emergencias se registraron en sectores rurales de los municipios de La Mesa, El Colegio, La Vega, Útica, Guaduas, Nocaima, La Calera, San Antonio de Tequendama, Pacho y Villeta, en la zona militar Tolemaida de Nilo; en los barrios Alfonso López del municipio de Útica y Villa Celeste de Fusagasugá, y fueron atendidas por unidades de Bomberos de La Mesa, El Colegio, La Vega, Nocaima, Útica, Silvania, Nocaima, Guaduas, La Calera, Fusagasugá, San Antonio del Tequendama, La Vega y Pacho. Además, se contó con el apoyo de las autoridades de Útica y una brigada de la CAR para apagar el fuego en la vereda Turtur de Útica y de la Defensa Civil, la CAR, el Comité Municipal para la Gestión del Riesgo y Desastre, Policía y la comunidad para liquidar las llamas en la vereda Piedra Ancha sector Los Mangos del municipio de Tibacuy.

Por esta razón, el director (e) de la Uaegrd, William Barreto Rodríguez, hizo un llamado a las autoridades locales de Cundinamarca y a la comunidad en general, para que eviten iniciar quemas en sus territorios y no arrojar ni dejar residuos en bosques, ya que estos incendios han afectado en este mes de septiembre más de 188 hectáreas de bosque nativo, rastrojo y pastizales y han causado daños significativos en cultivos de caña”.

Los casos más graves se presentaron en las veredas Naguy del municipio de la Vega, afectando 15 hectáreas de bosque nativo, rastro y pastizales; en la vereda Piedra Ancha sector Los Mangos del municipio de Tibacuy, cuya afectación aproximada es de 20 hectáreas de vegetación nativo y bosque plantado. El incendio forestal en la vereda Turtur de Útica, aún sigue activo.

Fuente: Gobernación de Cundinamarca