Una acción conjunta entre la XIII Brigada del Ejército y la Policía Cundinamarca fue la que se hizo en la mañana del domingo sobre la Autopista Sur en Soacha. El operativo de control forma parte de la acción que adelantan las dos fuerzas en diferentes municipios de Cundinamarca  para garantizar la seguridad de la población.

Integrantes de la Policía Nacional al mando del coronel César Castro,  comandante de la institución en Cundinamarca,  y hombres  del Ejército, liderados por el  coronel Yerson Buitrago Medina de la XIII Brigada, adelantaron un operativo sobre la Autopista Sur, a la altura de Alfagres,  como parte de la estrategia para blindar a la capital y salvaguardar la seguridad en el departamento.  

Las dos fuerzas (Ejército y Policía) mantienen operativos a nivel nacional  para prevenir y contrarrestar cualquier acción de grupos terroristas que afecten la seguridad y la paz de todos los colombianos. En Cundinamarca se han desplegado 45 puestos de control en tierra que asumen la vigilancia de vehículos que transitan por las vías del departamento.  

Desde el pasado viernes, tanto Ejército como Policía  se encuentran prestando servicio a la población de Cundinamarca. “La XIII Brigada del Ejército Nacional en coordinación con la Policía estamos adelantando puestos de control en todo el departamento y en la ciudad de Bogotá con la misión de mantener la seguridad de transportistas, pasajeros y comunidad en general”, mencionó el subcomandante Yerson  Buitrago, de la Brigada 13 del Ejército.

Las unidades militares y de policía se encuentran en máximo grado de alerta para anticiparse, prevenir y desarticular posibles intensiones terroristas y atender cualquier requerimiento de la ciudadanía.  “La invitación es para que confíen en la institucionalidad y nos den a conocer cualquier acción sospechosa; se pueden comunicar al 123 o 147”, sostuvo  el coronel César Castro, comandante de la Policía Cundinamarca.

En cuanto al paro armado que anunció el ELN, se  vienen adelantando esfuerzos de inteligencia y operaciones especiales que lleven a la neutralización  de las redes de apoyo  al terrorismo. “Las acciones terroristas del ELN son un constreñimiento a la población civil, una amenaza que busca intimidar a los ciudadanos y eso no lo permitirá la fuerza pública”, finalizó el coronel  Buitrago.